Publicado: Miércoles 12/12/2012

La reforma de las pensiones implanta el repago hospitalario para, entre otros, enfermos de cancer

El pasado sábado, el Boletín Oficial del Estado publicó el Real Decreto-ley 28/2012, de medidas de consolidación y garantía del sistema de la Seguridad Social, que introducía una modificación del artículo 94 de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, relativo a las aportaciones de los usuarios.

El Real Decreto-Ley aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros para modificar las pensiones también ha introducido un cambio en la Ley del Medicamento por la que se establece que los medicamentos que se administran en las farmacias de los hospitales mediante orden de dispensación hospitalaria se equiparan a los que se administran a través de receta médica y, por tanto, podrían estar sujetos al repago.

De este modo, al ampliar el concepto de prestación farmacéutica ambulatoria se estaría también ampliando el abanico de medicamentos “sujetos a aportación del usuario”, el llamado repago farmacéutico.

Fármacos contra el cáncer o la artritis que necesitan orden hospitalaria

“La prestación farmacéutica ambulatoria estará sujeta a aportación del usuario”, explica el articulado tras su última modificación, para luego detallar los porcentajes de repago según la renta del ciudadano.

Entre los medicamentos que requieren orden de dispensación hospitalaria están algunos tratamientos contra el cáncer, la hepatitis C, la artritis reumatoide, la psoriasis, la esclerosis múltiple o numerosas enfermedades raras.


Su precio varía en función de la duración de los mismos y el número de dosis requerida. Por ejemplo, el fármaco para la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn, el adalimumab, cuesta unos 1.127 euros por envase (que incluye dos jeringas de 40 miligramos), pero si se tiene en cuenta que el tratamiento requiere al menos 6 envases el coste ascendería a unos 6.762 euros.

Asimismo, algunos tratamientos para la esclerosis múltiple como el interferón beta 1a o 1b, el natalizumab o el fingolimod también requieren orden de dispensación hospitalaria, y el coste medio anual del tratamiento suele ascender a unos 14.500 euros por paciente.

Por su parte, el Gobierno explicó que el objetivo de esta modificación era “precisar la equivalencia” existente entre la dispensación mediante receta médica y la dispensación mediante orden de dispensación hospitalaria ante las “desigualdades” que, según dicen, estaba provocando la existencia de una diferente.

La federación española de fibrosis quística se halla en pie de guerra:

Carta del presidente de la Federación Española de Fibrosis Quística sobre el copago de medicamentos en las farmacias hospitalarias

Valencia, 10 de diciembre de 2012

Queridos amigos:

La Comisión Ejecutiva de la Junta Directiva de la Federación queremos transmitiros nuestra enorme preocupación y la perplejidad por la publicación de una disposición adicional en el Real Decreto 28/2012 de 30 de noviembre, por la que se equipara la administración de los medicamentos que recibimos en las farmacias hospitalarias a la administrada en régimen ambulatorio por las demás farmacias. Eso quiere decir que tendríamos que pagar por cada receta dispensada una cantidad, de acuerdo a la normativa que afecta al conjunto de la población, con las excepciones previstas, entre las que no se encuentran las enfermedades raras.

Se rompe con esta medida la gratuidad en los medicamentos esenciales para la Fibrosis Quística, que veníamos disfrutando desde hace más de dos décadas y que ha supuesto un enorme avance en la calidad de vida de los niños, jóvenes y adultos durante estos años. El Ministerio de Sanidad establece un sistema de copago que iguala los medicamentos dispensados en las farmacias de los hospitales al resto de farmacias.
Estamos estudiando con la asesoría jurídica el alcance de esta medida tan injusta que afecta también a otras muchas enfermedades, por lo que venimos manteniendo contactos con las plataformas en las que participamos (FEDER, COCEMFE, CERMI, Alianza General de Pacientes) para dar la respuesta que merece la delicada situación que se plantea, y en la que afortunadamente no estamos solos.

Debemos impedir que se aplique en las comunidades autónomas esta disposición adicional, un auténtico “decretazo” que atenta a la salud de las personas con Fibrosis Quística cuanto menor sean sus posibilidades económicas. Es el momento de estar más unidos que nunca, de acordar acciones coordinadas con todas las personas y entidades, para que se oiga el clamor de las enfermedades que siendo minoritarias afectan a muchas personas.

Precisamente el Gobierno ha declarado recientemente 2013 Año de las Enfermedades Raras, y, tan solo unas semanas después, publica este real decreto que rompe una tradición que los gobiernos de las dos últimas décadas han respetado. Mal comienzo de un año que en teoría está dedicado a nosotros.

En los próximos días, desde la Junta Directiva os iremos informando de las acciones que podemos emprender. Le pediremos urgentemente una entrevista a la Ministra de Sanidad para pedirle que se no se aplique esta disposición, y aclare sus intenciones, pero seguramente será necesaria la movilización de todos para hacer visible nuestro descontento. Pedimos que no se quite lo que ya teníamos. Si va nuestra salud en ello estamos en la obligación de exigirlo.

Recibid un cordial saludo.


Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. [...] del recurso de inconstitucionalidad ante la Oficina del Defensor del Pueblo contra el decreto de recorte en las pensiones aprobado por el Gobierno. Durante toda esta semana, pensionistas y jubilados de se han movilizado en casi todas las [...]

Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada