Publicado: Domingo 13/01/2013

La familia de Aaron Swartz responsabiliza a EEUU por el acoso sufrido

Ayer por la tarde, la familia Swartz, y su socio, Taren Stinebricker-Kaufmann, dieron  a conocer su declaración oficial sobre el fallecimiento de Swartz, anunciando un sitio Web que se está configurando como un repositorio de historias y recuerdos sobre él, y diciendo que el comportamiento del MIT y el Fiscal de Distrito de EE.UU de Massachusetts jugó un papel en la muerte de Swartz:

El mensaje, titulado “El acoso del fiscal”,  también dice que “este gobierno tiene que responder de por qué era tan necesario que Aaron Swartz fuera  etiquetado como un delincuente”. Y comienza con una nota de tristeza:


(Algunos dirán que este no es el momento. Estoy de acuerdo. Este es el momento en que cada emoción mezclada tiene que encontrar la voz.)
Nuestro amado hermano, hijo, amigo y compañero Aaron Swartz se colgó el viernes en su apartamento de Brooklyn. Estamos en shock, y aún no tenemos todos los datos de su fallecimiento.

La curiosidad insaciable de Aarón, la creatividad y brillantez, su empatía y capacidad reflexiva para el amor desinteresado, sin límites, su negativa a aceptar la injusticia como algo inevitable – estos dones dio al mundo, y a nuestras vidas, convirtiéndolas en más luminosas. Estamos agradecidos por todo el tiempo que permanecimos junto a él, a todos aquellos que le quisieron, y  a todos aquellos que continúan su trabajo por un mundo mejor.

El compromiso de Aarón con la justicia social era profundo, y definió su vida. Jugó un papel decisivo en la derrota de un proyecto de ley de la censura en Internet, luchó por un mundo más democrático, el sistema político abierto y responsable, y él ayudó a crear, construir y preservar una vertiginosa gama de proyectos académicos que extendieron el alcance y la accesibilidad de los recursos humanos para el conocimiento. Él utilizó sus habilidades prodigiosas como programador y técnico no para enriquecerse, sino para hacer de Internet y el mundo un lugar más justo, mejor. Su obra profundamente humana tocó las mentes y los corazones a través de generaciones y continentes. Se ganó la amistad de miles de personas y el respeto y el apoyo de millones más.


La muerte de Aarón es más que una tragedia personal. Es el producto de un sistema de justicia penal plagado de intimidación y persecución. Las decisiones tomadas por los funcionarios de la oficina del Fiscal de EE.UU.  y el gobierno de los EEUU contribuyeron a su muerte. La oficina del Fiscal de EE.UU. le denunció por una serie de cargos excepcionalmente duros, llevándole  potencialmente a más de 30 años de prisión para castigar un presunto delito que no tuvo ninguna víctima. Mientras tanto, a diferencia de JSTOR, MIT se negó a ponerse en pie por Aarón y los principios más preciados de su propia comunidad.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada