Publicado: Miércoles 29/01/2014

Una becaria alertó de que faltaban 790.000 de los 833.000 euros de las ayudas que el PP valenciano destinó a Nicaragua

“Victoria Vila se puso en contacto conmigo bastante alarmada por la cantidad real que había llegado al proyecto. Eran 50.000 dólares”.

Una becaria alertó de que faltaban 790.000 de los 833.000 euros de las ayudas que el PP valenciano destinó a NicaraguaSon las palabras con las que Begoña Campaña, técnico de la antigua Conselleria de Solidaridad de la Comunidad Valenciana, relataba en el juicio del ‘caso de la Cooperación’ cómo se percató del fraude por el que el dinero público, supuestamente dedicado a la ayuda a países en situación de pobreza, nunca llegó a su destino, desapareciendo de las arcas públicas.

La cantidad económica que debió haber llegado a Nicaragua a través de las subvenciones a la Fundación CYES en esta partida ascendía a 833.000 euros, de los que tan sólo llegaron al país los 50.000 dólares (43.000 euros) que alarmaron a Victoria Vila, la becaria de la Conselleria enviada a Nicaragua a hacer el seguimiento de los dos proyectos de la fundación.

La supuesta ONG CYES, fundación Cultural y de Estudios Sociales, recibió entre 2008 y 2010 un total de 1,6 millones de euros de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía dirigida por el conseller del PP Rafael Blasco, quien está siendo juzgado actualmente por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana junto a otros ocho imputados (cinco altos cargos de la Conselleria, los dos responsables de la fundación y el empresario Augusto César Tauroni) por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, falsedad y fraude en la adjudicación de las ayudas.

El dinero defraudado fue a parar a cuentas bancarias en Estados Unidos y en España y se destinó a la compra de varios inmuebles en Valencia.

La fundación CYES recibió las ayudas a pesar de las irregularidades de su situación, cuyos expedientes en la Conselleria eran “famosos” por haberle costado el puesto de trabajo a los funcionarios que se opusieron a estas subvenciones. “Todo el mundo sabía que esos expedientes no pasaron la criba administrativa porque no cumplían con el requisito de trabajar en red y el de la experiencia previa”, apuntó Begoña Campaña durante su comparecencia en el juicio.

El caso de la fundación CYES constituye la primera pieza del ‘caso Cooperación’ o ‘caso Blasco’. La segunda pieza involucra a un entramado de empresas que recibieron entre 2009 y 2011 más de tres millones de euros en subvenciones para cooperación internacional procedentes del dinero público de los valencianos.


Displaying 1 Comments
Have Your Say
Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada