Publicado: Jueves 27/03/2014

Fallece un niño con discapacidad del 100% al que Cospedal denegó las ayudas

Jomián Leonel era otro de los menores con dependencia absoluta a los que el Gobierno de María Dolores de Cospedal denegó o retiró las ayudas, en el marco de los recortes impulsados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y las políticas de austeridad impuestas por Europa.

Fallece un niño con discapacidad del 100% al que Cospedal denegó las ayudasLa Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha ha comunicado el triste fallecimiento en la madrugada del jueves del niño de 13 años de edad, dependiente con un grado de minusvalía del 100%. Jomián padecía, además de parálisis cerebral que le impedía comunicarse, de la falta de un pulmón, escoliosis severa y anemia como consecuencia de su incapacidad para alimentarse bucalmente, por lo que precisaba de transfusiones periódicas de sangre y había de ser alimentado mediante botón gástrico.

A pesar de ello, la Junta de Castilla la Mancha, gobernada por el Partido Popular, decidió no reconocer a su familia el derecho a la prestación económica por cuidarle en su domicilio, unos cuidados que requería de manera constante. Además, la Junta también ignoró que Jomián pertenecía a una familia numerosa de cuatro hijos que sobrevivía con la prestación por desempleo de 640 euros que en ese momento recibía la madre, cumpliendo todos los requisitos para recibir la ayuda a la dependencia.

“Si mi hijo, que es como un bebé gigante y tiene reconocido un grado de minusvalía del cien por cien, no tiene derecho a la prestación económica, dígame usted, ¿quién tiene derecho?”, se preguntaba la madre del niño cuando la ayuda le fue denegada por la Junta.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, en vez de la ayuda económica a la que tenía derecho, decidió conceder a Jomián tan solo un servicio de prevención de la dependencia y la autonomía personal, que suponía para la familia el tener que pagar 500 euros mensuales por adelantado de los que, al cabo de un tiempo, se le devolverían como máximo 387 euros tras presentar las facturas de los gastos derivados del cuidado del enfermo, una cantidad económica muy difícil de asumir para la mayoría de las familias aunque no se encuentren en situación de desempleo.

Según ha informado el presidente de la Plataforma, el niño sufrió un infarto la pasada noche mientras su madre no pudo atenderle porque, tras hallar finalmente un puesto laboral, se encontraba en ese momento trabajando en un albergue juvenil situado a dos horas de distancia del domicilio familiar en Hellín (Albacete).


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada