Publicado: Miércoles 28/05/2014

Las protestas por el cierre del centro social Can Vies se expanden por toda Barcelona y amenazan con provocar una Primavera Catalana

Desde que el lunes se procediera al desalojo del centro social autogestionado Can Vies del barcelonés barrio de Sants, vecinos y colectivos ocupantes del edificio que ha estado ofreciendo servicio al barrio durante 17 años se han estado movilizando contra el cierre del centro mediante manifestaciones y concentraciones a lo largo de estos días.

A pesar de que comenzara el martes el derribo del inmueble, las protestas no solo no han cesado sino que se han intensificado, expandiéndose a otras zonas de Barcelona, como Gracia y Poble Sec, donde se han producido fuertes cargas policiales con decenas de heridos y en las que al menos un joven ha resultado detenido.

Una tensa situación que amenaza con convertirse en un estallido social similar al de Gamonal, el barrio burgalés en el que en enero de este año miles de vecinos se movilizaron contra la especulación urbanística relacionada con la construcción de un nuevo bulevar en su zona.

Las protestas por el cierre de Can Vies amenazan con provocar una Primavera Catalana

La grúa del derribo incendiada, contenedores ardiendo por toda la ciudad, pedradas contra sucursales bancarias y la sede de CIU, pintadas y barricadas componen el escenario que se dibuja ahora en Barcelona, rodeado por un fuerte despliegue de dotaciones de Mossos d’Esquadra que no escatiman en el uso del material antidisturbios para intentar sofocar la revuelta provocada por la indignación ante el cierro de Can Vies.

Las redes sociales ya están denominando a estas movilizaciones el #EfecteCanVies, recordando al #EfectoGamonal que logró sacar a la calle a miles de personas en toda España en apoyo a los vecinos del barrio de Burgos.La revuelta por el cierre del centro social Can Vies amenaza con convertirse en el segundo Gamonal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El desalojo por orden judicial llevaba cerniéndose sobre Can Vies desde abril, pero fue pospuesto hasta finales de mayo para tratar de alcanzar un acuerdo entre el Ayuntamiento y sus ocupantes con el fin de poder continuar con sus actividades en el centro, algo que finalmente no se consiguió.

Con la negativa de los jóvenes a abandonar el edificio, doce de ellos resistieron ayer en su interior, algunos encadenados, pero fueron sacados por la fuerza del edificio por los mossos, siendo identificados y acusados de un delito de desobediencia “por ofrecer resistencia activa” al desalojo.





Tras la manifestación celebrada durante la tarde, otros dos jóvenes fueron detenidos acusados de los disturbios que tuvieron lugar posteriormente, durante los cuales también se incendiarion contenedores, una unidad móvil de TV3 fue incendiada y los cajeros automáticos de varias sucursales bancarias sufrieron destrozos.

Diversos colectivos han mostrado oficialmente su rechazo al cierre de Can Vies, como la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona o el grupo político ERC de Sants-Montjüic.

Concentraciones de apoyo a los jóvenes y contra el cierre de Can Vies se han convocado para el miércoles por la tarde en numerosas ciudades de Cataluña y también de fuera, como es el caso de Valencia.

 

 


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada