Publicado: Martes 16/09/2014

El fiscal pide la absolución de los policías acusados de golpear a una periodista el 22M

El juicio celebrado hoy contra dos agentes antidisturbios por las denuncias presentadas por una periodista agredida durante las Marchas de la Dignidad del 22M en Madrid ha quedado visto para sentencia.

La informadora Susana Sanz, conocida en las redes sociales como ‘Suysulucha’, denunció haber recibido varias agresiones por parte de los agentes de la Unidad de Intervención Policial mientras retransmitía en streaming con su teléfono móvil el final de la gran manifestación, que congregó en Madrid a cientos de miles de personas procedentes de todos los rincones de España bajo el lema “Pan, trabajo y techo”.



Según ha relatado Sanz durante el juicio, la primera agresión consistió en tres golpes de porra que recibió en la pierna, “sin mediar palabra”, mientras grababa las cargas policiales en las proximidades de la sede del PP en la madrileña calle Génova, a pesar de ir identificada como prensa con las acreditaciones de la televisión comunitaria Tele K y del periódico Diagonal.

La segunda agresión se produjo ya en el paseo de Recoletos, donde tuvieron lugar los incidentes más importantes de la jornada y donde habría recibido un golpe de porra en el brazo mientras recogía las imágenes de un tamborilero que, en pie y tocando su tambor, hacía frente al avance de una furgoneta policial.

Los vídeos presentados por la periodista como prueba, en los que aparecen los dos agentes denunciados portando su número de placa en el chaleco policial, no han sido aceptados por la Fiscalía como determinantes, al argumentar que no queda en ellos probada la agresión y que las imágenes grabadas de los hechos “no son nada claras”.

“Los abogados de la defensa dicen que los dos policías no fueron los que me agredieron, pero que si hubieran sido ellos, la culpa era mía por meterme a grabar”, ha explicado Susana Sanz para Diagonal, añadiendo que el objetivo de la denuncia era el de buscar “una sentencia con la que se cree un precedente de que la Policía no puede agredir a la prensa”.

Tanto la defensa como el fiscal han pedido la libre absolución para los dos acusados, a pesar de haber estos admitido que estaban en el lugar de los hechos y que el chaleco identificado por la acusación era el suyo, y de los partes médicos presentados por la periodista, uno del Samur y otro del Hospital Doce de Octubre, donde se documentan las lesiones producidas.

Por su parte, el abogado de la denunciante solicita una multa de 600 euros a los dos agentes por una falta de lesiones y una indemnización al Estado de 94 euros en concepto de responsabilidad civil subsidiaria, debido a los tres días que hubo de estar de baja médica.

A las puertas de los Juzgados de Plaza de Castilla, donde ha tenido lugar el juicio, se había convocado para las once de la mañana una concentración en apoyo a Susana Sanz y por la libertad de prensa, donde la periodista, con una venda negra en la boca, ha mostrado un cartel con el lema “Resistencia a la ley mordaza. No somos delito”.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada