Publicado: Lunes 4/04/2016

Los internautas desmienten indignados las afirmaciones de Rajoy en su entrevista con Jordi Évole

Tras cuatro años insistiendo, Jordi Évole consiguió por fin que el ahora presidente en funciones, Mariano Rajoy, se dejara entrevistar por él en el programa Salvados de La Sexta, pero, a pesar de tanta expectación, lo más sorprendente de la emisión de este domingo es que no hubo sorpresas: Rajoy volvió a interpretar su sempiterno papel del buen tipo que no se entera de nada, a repetir el mantra de que España es un gran país y a tirar balones fuera que Évole no llegó a devolver con contundencia, algo que sí hicieron los internautas.

Aunque Jordi Évole sí centró la mayor parte de la hora que duró la entrevista en intentar acorralar a Rajoy confrontándole con los múltiples casos de corrupción que inundan el Partido Popular, el presidente el funciones siempre logró tomar las de Villadiego y llegar incluso a salir mediocremente airoso de todas las situaciones, eso sí, recurriendo a sus clásicos: “los políticos también somos seres humanos”, “hay más políticos decentes que corruptos”, “nadie es perfecto”, etc.

Y, por supuesto, la desmemoria…

Otros temas con los que Évole confrontó al entrevistado tampoco parecieron hacerle mella a un Rajoy escudado en sus lugares comunes, cuyas inexactitudes y falsedades sí fueron señaladas en las redes sociales con gran indignación, como el afirmar que los desahucios son cosa del pasado, que casi nadie cobra tan poco como el salario mínimo, que no existen personas que no saben dónde están enterrados sus abuelos, que la Sanidad española funciona de maravilla o que España es un gran país porque, si no fuera así, los estudiantes Erasmus no la elegirían como país de destino.

Y nadie, nadie, nadie le cuestiona dentro de su partido.

Mariano Rajoy tampoco llegó a deleitar con la retahíla de lapsus lingüísticos a los que nos tiene acostumbrados, aunque sí nos dejó una de sus perlas sobre su escaso conocimiento de las redes sociales, al afirmar que él solo tiene Facebook, SMS y “tuit”. Es más, señaladas por Évole sus habituales meteduras de pata, Rajoy se mostró contento de hacer reír con ellas a los españoles, ya que “el humor es lo más serio que se puede hacer.”

Para colmo, Rajoy se permitió el lujo de dar lecciones de periodismo a su entrevistador, acusándole de fijarse solo en los datos negativos y no contemplar el conjunto con ecuanimidad. Y aunque muchos elogiaron la labor del periodista, también muchos criticaron su falta de contundencia y habilidad para responder y colocar a Rajoy en su sitio. De hecho, que el Partido Popular expresara posteriormente su satisfacción con la entrevista da que pensar.

Y es que Rajoy es así:

 


Búsqueda personalizada