Publicado: Miércoles 20/04/2016

Compromís denuncia al PP de Valencia por delito electoral, falsedad documental y malversación

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia ha denunciado hoy al PP local ante la Fiscalía por supuesto delito electoral en las campañas de 2011 y 2015, por disponer de una cuenta “en B” sin fiscalización con la que las financiaron, así como por falsedad documental y malversación.

Según han informado en rueda de prensa los portavoces municipales de Compromís, Pere Fuset, Giuseppe Grezzi y Gloria Tello, la denuncia se dirige contra el PP y contra la exsecretaria del grupo popular municipal María del Carmen García-Fuster como responsable económica y representante ante la Junta Electoral, y “contra cuantas personas resultaren responsables del referido delito”.

Así consta en la denuncia y, según Fuset, entre esos supuestos responsables podrían estar también los anteriores portavoces populares, Alfonso Grau y Alfonso Novo, autorizados en estas cuentas en diversas etapas.

La formación sostiene que el PP dispone desde 1995 una “cuenta ‘offshore’”, en la que maneja dinero “en B” y que “se escapa de fiscalización”, al margen de la cuenta oficial en las citadas campañas electorales, en las que la candidata a la reelección como alcaldesa era Rita Barberá, y de la del grupo municipal.

La denuncia de Compromís se presenta después de que el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que investiga el supuesto blanqueo de 50.000 euros en el PP de Valencia, ordenara recientemente, a petición de la Fiscalía, varias diligencias con el objetivo de determinar la posible comisión de delito electoral.

En su comparecencia, Fuset ha explicado que tienen constancia de gastos e ingresos en esa cuenta B para las campañas, “como mínimo” de 2011 y 2015 pero que, como hacen constar en su escrito a la Fiscalía, “las irregularidades presuntamente constitutivas de delito podrían comprender también procesos electorales anteriores”.

 

El portavoz de Compromís ha reconocido que las informaciones publicadas sobre el blanqueo y las palabras García-Fuster sobre la existencia de un recaudador les ha dado “pistas” para esta denuncia y ha precisado que su objetivo es que la Fiscalía investigue “por qué el PP escondía sus gastos e ingresos y de dónde provenían”.

La formación cree que ese dinero “podría venir de adjudicaciones de contratos de empresas con las que la administración tenía relación”, lo que a su juicio, “es corrupción” y les hace “sospechar” de una presunta financiación irregular del PP.

Fuset ha afirmado que el PP podría haber realizado dos ingresos en efectivo en esa “cuenta oculta”, de 27.500 y 28.000 euros, durante la campaña electoral de 2011, además de los diversos ingresos de mil euros de los concejales y asesores en la campaña de 2015 y que han llevado a los tribunales a investigar un supuesto blanqueo.

“Esos indicios son suficientes para trasladar la cuestión a la Fiscalía”, ha agregado Fuset, quien ha destacado que “como partido comprometido en la lucha contra la corrupción” quieren que se vaya “al fondo del asunto” y que la investigación “no se centre solo en el blanqueo” sino también en la financiación ilegal.

Ha advertido de que el PP podría llegar a una doble imputación por supuesto blanqueo y por delito electoral y ha añadido que deben pedir explicaciones a la exalcaldesa, los exportavoces y también a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y al presidente nacional del PP, Mariano Rajoy.

(Agencias)


Búsqueda personalizada