Publicado: Jueves 19/05/2016

La Fiscalía no ve delito en la interpretación de la obra de los titiriteros de Alberto San Juan, pero los titiriteros siguen imputados

El Ministerio Público ha mostrado en un escrito su disconformidad a imputar a los actores al entender que no tuvieron intención de enaltecer el terrorismo, después de que Dignidad y Justicia (DyJ) ampliara contra ellos la querella que presentó contra los titiriteros. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) solicitó la declaración de San Juan y Muñoz.

titiriterosEl presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha afirmado que recurrirá una eventual decisión del magistrado de alinearse con el criterio del fiscal, al entender que debe interrogar a los actores con el fin de averiguar qué intencionalidad tuvieron al reproducir fragmentos de la obra ‘La Bruja y Don Cristóbal’.

DyJ acusó a Alberto San Juan y Gloria Muñoz de delitos de terrorismo y contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, porque “volvieron a escenificar acciones violentas, como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la violación de una monja y el apuñalamiento posterior con un crucifijo”.

Los dos actores reprodujeron fragmentos del guión de la obra, acompañando a títeres manejados por miembros de las compañías ‘Le Guiñol Orthopedic’ y ‘Lucas Locus’, durante un homenaje a los investigados, en el que participaron, entre otros, los cantantes Cesar Strawberry y Santiago Auserón.

“El juez De la Audiencia Nacional Ismael Moreno está de guardia, o sea que a ver si nos lleva a todos ‘palante’ o no”, indicó entonces el moderador del acto al término de la representación. Los participantes reclamaron el inmediato archivo de las actuaciones abiertas contra los titiriteros.

Los titiriteros

San Juan y Muñoz recrearon la obra, que fue representada en febrero en el barrio de Tetuán durante los Carnavales ante un público infantil, y tradujeron el guión original, que estaba en esperanto, al castellano. Prefirieron hacerlo en un idioma comprensible para los asistentes “para incidir más en el crimen”, aclaró irónicamente Alberto San Juan.

Los miembros de la compañía ‘Títeres desde abajo’ Alfonso Lázaro y Raul García ingresaron en prisión provisional el pasado 6 de febrero tras representar ante un público infantil la obra ‘La bruja y Don Cristóbal’.

Tras permanecer cinco días en la cárcel fueron puestos en libertad y el juez Moreno, ordenó la retirada de sus pasaportes y les impuso la obligación de comparecer diariamente en los Juzgados más cercanos a su domicilio. Esta medida cautelar fue rebajada después a comparecencias quincenales y mensuales.

(Postdigital/Agencias)


Búsqueda personalizada