Publicado: Lunes 27/06/2016

Un presidente de mesa se cuestiona “alucinado” la legitimidad del sistema electoral y se hace viral

Al regresar a casa esta madrugada tras su labor como presidente de mesa en un colegio electoral de Barcelona en la jornada del 26J, Christian Avilés decidió confesar con una carta en su perfil de la red social Facebook las irregularidades que detectó durante el proceso y las dudas que le había planteado el sistema electoral español: “lo siento, pero si no lo digo reviento”.

Carta_Facebook_Presidente_Mesa_Electoral

El Gobierno de España se vanagloriaba de lo rápido que resulta el recuento de votos y la prontitud de la llegada de los resultados electorales en nuestro país, en el que pocas horas después de cerrar los colegios ya comenzamos a tener los datos oficiales, al contrario que en Reino Unido, como pudimos comprobar con el reciente referéndum del Brexit, que consta con un sistema más lento.

Sin embargo, la fiabilidad de ese rápido recuento de votos fue puesta muy en duda por este presidente de mesa, que denuncia la facilidad con la que se pueden manipular los datos en los colegios electorales y la imposibilidad posterior para verificar las cifras: el recuento se hace de manera caótica y sin comprobaciones, nunca cuadran los números y los “votos perdidos” se contabilizan como votos en blanco, los resultados se apuntan de cualquier manera en el acta que firman los componentes de la mesa y solo este acta es llevada al juzgado, todas las papeletas se destruyen acto seguido sin custodia alguna por efectivos policiales o judiciales.

“Pensad en un pueblo o ciudad pequeña de esas de la España profunda donde todos se conocen, se juntan los tres de la mesa y rellenan lo que les sale de los huevos porque no hay que entregar luego los votos para demostrar nada”, expresaba Christian a las dos de la madrugada en su mensaje de Facebook, que tan solo doce horas después ya cuenta con más de veinte mil comparticiones.




Búsqueda personalizada