Publicado: Jueves 21/07/2016

David contra Goliat: así son los dibujos que una ilustradora denuncia que el gigante Zara le ha robado

El gigante Zara parece haberse especializado, más allá de en ofrecer productos baratos al consumidor y en acumular denuncias por explotación laboral, en robar el trabajo de pequeños diseñadores que no pueden defenderse legalmente ante la gran empresa multinacional, según las denuncias de estos creativos.

En esta ocasión se trata de la ilustradora ‘indie’ Tuesday Bassen, con estudio en Los Ángeles, quien ha denunciado a través de sus perfiles en las redes sociales Twitter e Instagram que Zara ha utilizado diversas creaciones suyas sin haberle solicitado autorización alguna y, por supuesto, sin haberle pagado por ello.

Fueron sus amigos y familiares los que pusieron en aviso a Bassen, que durante un año recibió sus mensajes alertándole de las “coincidencias” que veían entre los dibujos estampados en la ropa vendida por Zara y las ilustraciones de la creadora. Finalmente Bassen decidió decir basta, iniciar acciones legales y denunciar públicamente la situación.

“¿Sabéis qué? A veces es una mierda ser artista porque empresas como Zara te roban y lo niegan constantemente”, expresaba este miércoles Bassen en su cuenta de Twitter, para después publicar también la carta que los abogados de Zara le habían remitido como respuesta a la queja que los abogados de la creativa comunicaron a la gran empresa.

“Los abogados de Zara están diciendo literalmente que no tengo ninguna base porque yo soy una artista indie y ellos son una gran corporación”, se lamentaba Bassen, quien afirmaba que, para recibir esa carta de Zara, había tenido que gastarse ya 2.000 dólares en abogados, pero sostiene que irá más allá y presentará cargos contra la multinacional.


Según Zara, la empresa rechaza las quejas por plagio por “la falta de carácter distintivo de los diseños” de la ilustradora, que “hace que sea muy difícil ver cómo una parte significativa de la población mundial sería capaz de asociar esos diseños con los de Tuesday Bassen”, y añade que la cantidad de avisos de plagio son muy pocos en comparación con la cantidad de visitas a las páginas web del gigante Inditex. La diseñadora se sorprende de que en Zara tilden sus dibujos de “muy simples” cuando claramente “aman” su trabajo, y considera que deberían pagarle por ello.


Zara acumula ya muchas denuncias de plagio de multitud de diseñadores independientes, como la española Rocío Cañero, que vio demasiadas coincidencias entre sus dibujos y una línea de camisetas de la multinacional, o el creativo neoyorkino Adam J. Kurtz, quien también acusa a Inditex de robar sus diseños. Una página de la red social Pinterest hace una recopilación de los supuestos robos a creativos que la empresa de Amancio Ortega habría llevado a cabo.


Búsqueda personalizada