Publicado: Lunes 7/11/2016

Se inicia el juicio a Zapata por una conversación en Twitter sobre los límites del humor y #YoApoyoAZapata se convierte en tendencia en la red social

El juez Santiago Pedraz archivó su causa hasta en tres ocasiones y la Fiscalía pide su absolución, pero aun así el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata se ha tenido que sentar finalmente este lunes en el banquillo por decisión de la Audiencia Nacional (con los dos jueces recusados de la Gürtel por su afinidad al PP), acusado de un delito de humillación a las víctimas de terrorismo por un chiste en la red social social Twitter, donde desde primera hora de la mañana el hashtag #YoApoyoAZapata ha sido tendencia.

El chiste de Zapata, publicado años antes de su etapa como cargo público, hacía referencia a la víctima de terrorismo Irene Villa y a las niñas de Alcásser pero, según ha explicado el acusado en el juicio, su intención no era la de que hiciera gracia sino que se trataba de una cita entrecomillada en un debate sobre la libertad de expresión relacionado con el director de cine Nacho Vigalondo, que había sido despedido esa semana del diario El País por un chiste sobre el Holocausto. Guillermo Zapata _ Twitter

Zapata ha manifestado a preguntas del fiscal que el tuit no estaba “en absoluto” enmarcado en el ámbito del terrorismo sino que la temática que se trataba era el humor negro y sus límites, y que en ningún momento pretendió ofender a las víctimas. De hecho, al saltar la polémica, el concejal se puso en contacto con Irene Villa para pedirle perdón y la propia Irene Villa remitió una carta al juzgado en la que comunicaba no haberse sentido ofendida por el chiste de Zapata.

En cuanto a su dimisión como concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, Zapata ha reconocido que el tuit sobre la víctima de ETA generó un dolor que no quiso provocar, y que se produjo la reacción contraria, por lo que lo “justo” fue asumir la responsabilidad política y abandonar su cargo al frente de la Concejalía. “Identifiqué que no iba a ser capaz de contextualizarlo, cerré mi cuenta de Twitter, escribí un post sobre el tema y el lunes dimití de mi cargo y di una rueda de prensa”, ha explicado.

La Fiscalía no ve delito en el tuit

El fiscal, que ya pidió que la causa fuera archivada hace meses, ha recordado durante su intervención ante el tribunal que Irene Villa no se sintió humillada por dichas publicaciones y ha puesto en duda que el objetivo de Zapata con dichos retuits fuera el de humillar a los protagonistas del mismo. “Ese mensaje no es tal la evidencia ni es objetivamente indiscutible que sea otro el contenido de ofensa adicional del terrorismo”, ha expresado.

Además, tanto el abogado de Zapata como él mismo, han hecho hincapié en que los tuits no fueron objeto de debate hasta que el acusado entró en el Ayuntamiento de Madrid como concejal, momento hasta el cual no recibió “ninguna queja”, motivo por el que la defensa ha pedido que se archive la causa al considerar la acusación “un tanto desproporcionada”.

Durante el juicio, Zapata ha recibido el apoyo de Nacho Vigalondo, que ha sido citado como testigo y ha confirmado la versión del acusado en su declaración, así como de una amiga de Zapata desde hace 16 años, que ha declarado que “nunca” le escuchó “ningún comentario” de apoyo a la violencia o el terrorismo. El concejal se enfrenta a una pena de 3 años de cárcel y 8 de inhabilitación, además de una multa económica, solicitados por la acusación particular Manos Limpias.

Apoyo en Twitter a Zapata

A primera hora de este lunes, coincidiendo con el inicio del juicio al concejal, el hashtag #YoApoyoAZapata se ha convertido en tendencia en la red social Twitter, donde Zapata ha recibido el apoyo de los concejales de Ahora Madrid y numerosos internautas.

La formación Ahora Madrid ha calificado el caso como “día de la marmota”, en referencia a la película ‘Atrapado en el Tiempo’, por haber sido archivada y reavivada la causa hasta en tres ocasiones, y ha lamentado que la “judicialización de la política obstruye el sistema judicial y tiene costes económicos que pagan los ciudadanos”.

Desde Podemos, Íñigo Errejón apoyaba a Zapata escribiendo que les quieren “en soledad” pero les “encontrarán en común”, y desde Izquierda Unida han criticado el “tufillo inquisitorial” de este “sinsentido”.

Por su parte y desde la red social, Zapata ha querido devolver la atención a lo que para él es lo importante: el trabajo del Ayuntamiento de Madrid y sus presupuestos.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada