Publicado: Martes 15/11/2016

La Audiencia Nacional absuelve ahora a Zapata: no ve delito en sus tuits sino simple “humor macabro” en un debate sobre la libertad de expresión

Y llegamos así al final del culebrón del caso del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata, después de que fuera archivado hasta en tres ocasiones y forzado a ser reabierto por los jueces de la Audiencia Nacional apartados del ‘caso Gürtel’ por su afinidad al PP, con el derroche de fondos públicos que esta fallida persecución del humor negro ha supuesto.

El juicio, que tras tanto periplo se inició el pasado día 7 de noviembre, termina hoy con la sentencia de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que ahora entiende que los comentarios emitidos por el concejal en la red social Twitter años antes de ser un cargo público no son otra cosa que “humor macabro”, y en ningún caso encajan en un delito de humillación a las víctimas del terrorismo.

Es más, la Audiencia Nacional confirma la declaración de Zapata durante el juicio, en el que el concejal explicó que el chiste por el que se le Guillermo Zapata _ Twitter juzgaba y que aludía a la víctima de terrorismo Irene Villa y a las niñas de Alcásser, no pretendía hacer gracia sino que se trataba de una cita entrecomillada en el marco de un debate sobre la libertad de expresión relacionado con el director de cine Nacho Vigalondo, que había sido despedido esa semana del diario El País por un chiste sobre el Holocausto.

Según la resolución judicial, los comentarios en Twitter de Zapata no pretendían humillar a las víctimas de terrorismo sino que el concejal desarrollaba debates “a modo de chistes macabros, utilizando la identidad de víctimas de hechos delictivos”. “Se trata de una frase que enlaza a la víctima Irene Villa con otras infortunadas por hechos delictivos que terminaron con sus vidas” pero no se aprecia ánimo injurioso.

Según los jueces Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Antonio Díaz, encargados de juzgar el caso, los comentarios de Zapata son “seguramente reprobables” pero “en otro plano distinto al de la legalidad penal”, y la sentencia recuerda que la doctrina del Tribunal Supremo exige para la comisión de un delito de humillación que se produzcan actos de desprecio o descrédito, algo que no sucede en el caso de los tuits del concejal de Ahora Madrid.

La Audiencia Nacional absuelve así al concejal, tal y como pedía también la Fiscalía y como entendía el juez Pedraz, además de que la propia Irene Villa ya envió hace meses al juzgado un escrito en el que afirmaba no haberse sentido ofendida por el chiste de Zapata.

Queda en nada la acusación de la Asociación Dignidad y Justicia, que pedía como acusación particular un año y ocho meses de prisión y siete años de inhabilitación para el concejal, sin embargo, a raíz del escándalo, Zapata se vio forzado a dimitir de su cargo al frente de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Madrid.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada