Publicado: Viernes 18/11/2016

Se descubre que los sueldos han bajado mucho más de lo que se creía con la crisis: los bolsillos pierden más de un 10% de poder adquisitivo desde 2008

La crisis se ha cebado con los salarios de los trabajadores mucho más de lo que se creía por lo que mostraban hasta ahora las estadísticas salariales pero hoy se conoce que la bajada de los sueldos, junto a la subida de los precios, ha provocado una pérdida adquisitiva para los bolsillos de los empleados de casi un 11%.

Así lo pone de manifiesto el Índice de Precios del Trabajo (IPT), publicado por primera vez por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según el cual, en el período comprendido entre 2008 y 2014 el salario por hora disminuyó un 0,7% mientras que los precios subieron un 10%.

La estadística refleja que los precios del trabajo, medidos en salario por hora, estaban en 2014 por debajo del año base de la estadística, 2008. Esto significa que el nivel salarial actual es inferior al existente en el año que arrancó la crisis.

Mujer_TrabajadoraEn 2009, por ejemplo, la Encuesta Anual de Coste Laboral mostraba un incremento de los sueldos del 4,1%, ahora se ve que fue solo del 1,5%. En 2012, mientras la estadística antigua mostraba un ligero repunte del 0,3%, la nueva demuestra que en realidad hubo un descenso del 1,6%.

Así, con los datos actuales, entre los años 2009 y 2010 la tasa anual registró valores positivos (1,5 % y 0,5 %, respectivamente), para pasar a contabilizar una tasa descendente entre 2011 y 2013 (1,5 %, 1,6 % y 0,3 %, respectivamente), hasta 2014, cuando se han vuelto a recuperar ligeramente (0,8 %).

Respecto a 2013 y por sectores, los salarios registraron un crecimiento en 2014 en la hostelería (6,9 %), industrias extractivas (5,8 %), suministro de agua (3,3 %), construcción (2,1 %), actividades administrativas (2 %), financieras (1,7 %), artísticas (1,2 %) y comercio y actividades profesionales (ambas del 1,1 %).

Por debajo del crecimiento medio se revalorizaron los salarios de la industria manufacturera (0,7 %), transporte y almacenaje (0,4 %) y actividades sanitarias (0,2 %). Por el contrario, los suelos bajaron entre 2013 y 2014 en las actividades inmobiliarias (0,3 %), información y comunicaciones (0,5 %), otros servicios (0,7 %), Administración Pública (1,8 %), Educación (2 %) y suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (5,3 %).

La ocupación es una de las variables que más influyen en el precio de la mano de obra, de forma que, respecto a 2013, los salarios de los técnicos y profesionales científicos e intelectuales así como las ocupaciones elementales fueron los que más vieron incrementarse sus salarios en 2014 (el 3,1 y el 1,5 %, respectivamente).

Por el contrario, los mayores descensos se produjeron entre los empleados contables, administrativos y otros empleados de oficina (1,8 %) y en los directores y gerentes (0,8 %).

En cuanto al tipo de contrato, la tasa de variación anual en 2014 de los salarios de los temporales (4,4 %) fue superior a la de los indefinidos (0,3 %).

Respecto al tamaño del centro de trabajo, en 2014 el índice aumentó en los de 50 a 199 trabajadores (1 %), mientras que en los centros más pequeños, de menos de 50 empleados, se incrementó el 0,8 % y en los de más de 200 creció el 0,6 %.

Comparado con 2013 y en función de la antigüedad, los salarios se incrementaron en 2014 entre aquellos con menos de un año en la empresa (12 %), seguidos de aquellos que cuentan con más de 21 años (1,5 %) y los de entre 1 y 3 años (0,7 %), mientras que los sueldos bajaron en los de 4 a 10 años (0,5 %) y los de 11 a 20 años (1,4 %).

En función del sexo, los salarios crecieron el 1,4 % entre las mujeres y el 0,3 % entre los hombres en 2014 y respecto a un año antes; mientras que por nacionalidad, los trabajadores españoles vieron subir sus sueldos el 0,8 % y los extranjeros, el 1,2 %.

Por regiones, los salarios crecieron en todas las comunidades autónomas, salvo en Navarra, Canarias, Castilla y León y Extremadura, donde registraron descensos del 1,5 %, 1,8 %, 1,8 % y 4,1 %, respectivamente; mientras que en Cataluña no se produjo variación alguna. Los mayores incrementos salariales se dieron en Baleares y La Rioja, ambas con un alza del 3,4 %.

Esta estadística mide el coste salarial pagado por los empleadores por el conjunto de puestos de trabajo existentes, midiendo la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin que esta medida esté afectada por los cambios en la calidad y cantidad del factor trabajo.

De esta forma, se descuenta el efecto composición, que se debe, entre otros factores, tanto a los cambios en el número de horas trabajadas, en el tipo de contrato, en las características de los trabajadores, como a los deslizamientos por antigüedad y promociones de los trabajadores. (Postdigital/Agencias)


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada