Publicado: Lunes 28/11/2016

No es país para jóvenes: el 38,2% viven por debajo del umbral de la pobreza incluso aunque tengan empleo

Las cifras demoledoras que se desprenden del último informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud en España (CJE) reflejan un panorama desolador para la juventud española: el 38,2% de las personas de 16 a 29 años se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.

Aunque la situación afecta principalmente a la gente joven desempleada, con una incidencia del 57,9%, más de la mitad, tener un trabajo tampoco garantiza unos ingresos dignos, ya que también el 24,5 de las personas jóvenes empleadas se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.
Además, España va hacia atrás en emancipación: en los seis primeros meses del año, solo el 19,7% de este sector poblacional ha conseguido emanciparse, lo que representa una tasa de emancipación un 4,84% inferior a la registrada en el mismo periodo de 2015.

A tenor de los resultados del Observatorio, la principal dificultad para emanciparse de gran parte de los jóvenes siguen siendo su “frágil situación en el mercado laboral y un mercado de la vivienda totalmente inaccesible para el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas entre 16 y 29 años”.


juventud-tasa-de-pobreza-situacion-laboral

Contratos basura

Otro de los aspectos sobre los que hace hincapié el Observatorio son los datos relativos a la contratación, según los cuales el 92,5% de las nuevas contrataciones realizadas a jóvenes de 16 a 29 años fueron de carácter temporal y los contratos indefinidos sólo representaron el 7,5%. Asimismo, 56,6% de los jóvenes desempeña trabajos por cuenta ajena de menor cualificación a la que realmente posee.

juventud-tasa-de-pobreza-tipo-de-contrato

Además, el Observatorio de Emancipación también incide en la dificultad para acceder a la vivienda, ya que una persona joven debería destinar el 60,9% de su salario para poder adquirir una casa en propiedad; debería cobrar 4,2 veces su salario solamente para hacer frente al importe de la entrada de una vivienda en régimen de compraventa; y la superficie máxima de compra a la que puede aspirar es de 49,2 metros cuadrados.

Además, el fuerte incremento de los alquileres también restringe la viabilidad de esta alternativa: alquilar una vivienda libre significaría, para una persona joven que trabaja, destinar el 68,6% de su salario neto.

Subir el salario mínimo

Ante estos datos, Victor Reloba, vicepresidente y responsable del Área Socioeconómica del Consejo de la Juventud de España, considera “insultante que se hable de recuperación económica cuando gran parte de la población joven, incluso con trabajo, está bajo el umbral de la pobreza y en riesgo de exclusión social” y ha reclamado “una legislación laboral que garantice un empleo decente, digno y con derechos y un cambio de modelo productivo que base su desarrollo en la investigación”.

En concreto, el vicepresidente del CJE ha demandado “el cumplimiento de la subida del SMI aprobada en el Congreso, la penalización de la temporalidad y la precariedad en los contratos de trabajo, el control del buen uso de las becas y prácticas y la derogación de las dos últimas reformas laborales”.

Por último, Reloba ha denunciado “la falta de políticas de vivienda encaminadas a favorecer un proyecto de vida propio a los y las jóvenes”.

juventud-empobrecida-6


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada