Publicado: Martes 29/11/2016

Ciudadanos paga 153.000 euros a su exjefa de prensa para evitar ir a juicio por acoso laboral después de dar a luz: “como los tíos no parimos, no nos pasan estas cosas”

El partido político Ciudadanos ha pagado 153.000 euros a su exjefa de prensa, Inma Lucas, en concepto de indemnización por despido improcedente de la trabajadora, una fórmula que ha utilizado la formación naranja para evitar ir a juicio tras una demanda de esta por acoso laboral, según informa El periódico de Catalunya.

Lucas, quien ha trabajado para el partido desde el año 2009, recibió una baja médica por embarazo de riesgo en julio de 2015, cuando era jefa de prensa del partido a nivel nacional, jefa de prensa personal de Albert Rivera y máxima responsable del área de prensa con 25 personas a su cargo. Sin embargo, no se le permitió reincorporarse a su antiguo puesto tras su regreso del permiso maternal en mayo de 2016, según la demanda interpuesta por la afectada.

Salbert-riveraegún la demandante, al recibir la baja médica se contrató a otra persona para cubrir su vacante  durante el período de ausencia pero a su regreso no recuperó su puesto sino que se la relegó al área de prensa del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona, una posición en la que, según ella, se le asignaron “funciones irrelevantes” y se le “humilló personal y profesionalmente”.

La demandante considera que se trata de un caso de acoso laboral por su condición de mujer y una discriminación por haber quedado embarazada. De hecho, según sostiene Lucas, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, llegó a decirle: “Es una putada. Todo eso es por ser mujer. Como los tíos no parimos, no nos pasan estas cosas, no desapareces de repente cuando puede pasar de todo”.

La denuncia, presentada ante el juzgado de lo Social nº 16 de Barcelona, se dirigía no solo contra el partido sino también contra su grupo parlamentario y contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el secretario general, Fernando de Páramo, y el vicesecretario general, José Manuel Villegas. En la demanda se acusa a los tres dirigentes de la formación naranja de “imposibilitar su capacidad de comunicación con los superiores”, “ignorarla y excluirla” y “realizar actos de clara humillación profesional y personal, como ordenarle viajar a Madrid para recoger un documento que se le podría haber enviado por correo electrónico”.

Contra Albert Rivera concretamente, la demandante alega incumplimiento de promesas de mejoras salariales que el líder de Ciudadanos no llegó a hacer realidad tras su embarazo y de “hacerle el vacío desde mayo de 2016, impidiéndole toda comunicación con él”. Según la demanda, a Lucas se le había prometido un traslado a Madrid tras las elecciones generales para dedicarse en exclusiva a ser jefa de prensa de Albert Rivera, pero nunca llegó a materializarse.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada