Publicado: Martes 24/01/2017

Verstrynge se declara “no culpable” y desmiente la versión policial en el juicio por la concentración a favor de la República

Recibido por centenares de personas al grito de “¡República, República!” y acompañado por los diputados de Unidos Podemos Sol Sánchez y Diego Cañamero, el profesor de Ciencias Políticas Jorge Verstrynge ha llegado este martes a la Audiencia Provincial de Madrid, donde se le juzga por una supuesta agresión a un policía nacional durante la concentración a favor de la República convocada por la Coordinadora 25-S con motivo de la sucesión monárquica y la proclamación como rey de Felipe de Borbón el 19 de junio de 2014.

Durante el juicio, Verstrynge se ha declarado “no culpable” y ha negado la versión policial sostenida por la Fiscalía, que le acusa de atentado a la autoridad y lesiones al agente y pide para el acusado tres años y medio de prisión más una multa de 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil y de compensación por las lesiones al policía.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, alrededor de las 21.00 horas del día de la concentración “no comunicada”, Verstrynge se dirigió “airadamente” a tres de los agentes del cordón policial y les espetó “Yo paso por mis cojones”, tras lo que habría propinado “un fuerte empujón” a uno de los policías, quien habría caído y se habría lesionado la mano como consecuencia del empujón produciéndose un esguince de muñeca.

Verstrynge ha desmentido esa versión, afirmando que tan solo pretendía abandonar la Puerta del Sol, donde tenía lugar la protesta, cercada por el cordón policial que impedía salir a los manifestantes. “Con el policía no hablé nunca, pedí permiso para salir del cordón y me dijeron que no podía y no me dieron ningún motivo”, ha asegurado el acusado, que a preguntas de su abogado sobre el empujón al agente, ha explicado: “No es verdad, un policía más bien me empujó a mí hacia atrás. Yo es que no me muevo, son ellos los que vienen, igual por ser yo, igual porque había jaleo detrás de mí”.



En declaraciones a la prensa a la entrada del juicio, Verstrynge ha expresado también que la versión policial “no se corresponde con la realidad”: “Nosotros no empujamos a nadie, yo no vi a nadie caerse, y por tanto ya sabemos cuál es el sistema, que cuando no se puede justificar lo que no es justificable como es, por ejemplo, la monarquía, pues el poder recurre al bastón, a la insidia y a la mentira”.

Junto a Verstrynge han acudido a declarar dos jóvenes, Iván Torrico y Manuel Prada, que también fueron detenidos el mismo día y a los que se acusa de haber dado una patada en el abdomen y puñetazos a uno de los agentes el primero, y de haber forcejado con la Policía para evitar el arresto de Torrico al segundo. Para ellos la Fiscalía pide dos años de prisión y multa de 720 euros y ocho meses de prisión y multa de 540 euros respectivamente, por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad.

En su declaración, Torrico ha explicado que se encontraba en la Puerta del Sol para acompañar a su padre en una concentración contra la impunidad de los crímenes del franquismo como muchos jueves, y ha negado haber forcejeado o agredido al agente.

Prada ha narrado que no tuvo “tiempo físico y real” de agredir a ningún policía porque fue rápidamente tirado al suelo y detenido por la policía tan solo por quejarse de la detención de Torrico, que estaba a su lado. El acusado ha contado al juez que ese día vio “varios episodios de violencia con personas que portaban enseñas republicanas, detenciones, identificaciones, impedir el acceso a determinadas zonas, todo en actitud nerviosa, violenta”. “Yo he ido a otras manifestaciones y normalmente la policía no es tan violenta y nerviosa como aquel día”, ha informado Prada.

Según la declaración como testigo de un agente que participó en la detención, Verstrynge profirió gritos contra los agentes del cordón policial, que se le informó de que no podía salir del cordón y él aceptó en un primer momento, volviendo al grupo de manifestantes entre las primeras filas. “Luego, en malos términos, exaltado y chillando dice que se va a casa. Los policías extienden las manos para pararle y él, en el forcejeo, golpea a uno de los policías, que pierde el equilibrio pero no llega a caer por su pericia”, ha narrado el agente, que considera que la acción del acusado “pudo ser un acto reflejo para zafarse, pero le da en el cuerpo a un policía”, sin tener claro si fue en el pecho o en otro lugar del cuerpo.

Por su parte, la defensa de Verstrynge ha relacionado el juicio con el 40 aniversario este martes de los asesinatos de los abogados laboralitas de la calle Atocha: “Esos compañeros lucharon para pasar de la dictadura a la democracia. Es una vergüenza que cuarenta años después su trabajo no haya finalizado y todavía estemos en estrados defendiendo libertades civiles”.

El exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, que ha acudido a la entrada del juzgado portando una pancarta de lema “Ser republicano no es delito”, se ha expresado de manera similar a la línea de la defensa de Verstrynge, afirmando que este juicio “tiene la misma música” que la matanza de Atocha, un “claro ejemplo del retroceso de la democracia en España”.



Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada