Publicado: Lunes 27/02/2017

Pobreza energética: muere en un incendio en Manresa un hombre que tenía la luz cortada desde 2011

La pobreza energética parece haberse cobrado otra víctima mortal. Ha sido en la localidad barcelonesa de Manresa, donde un hombre de 40 años de edad ha fallecido este lunes al incendiarse su casa al arder una estufa eléctrica. El fallecido tenía el suministro eléctrico cortado por impago desde el año 2011 y se proveía de electricidad pinchando el servicio de la luz.

El incendio se inició alrededor de la una de la madrugada en el comedor de la vivienda situada en la calle Prudenci Comellas de la ciudad, provocando una intensa humareda que se propagó al resto del domicilio. Cuando los bomberos llegaron al lugar localizaron a la víctima inconsciente en la parte opuesta de la estancia en la que se había producido el incendio y el Sistema de Emergencias Médicas certificó su muerte.

Los Bomberos desalojaron preventivamente a trece vecinos del edificio, de cuatro plantas, que pobreza-energetica pudieron regresar a sus domicilios una vez se extinguidas las llamas, ya que el edificio no ha sufrido daños estructurales.

La víctima había solicitado hace años ayudas puntuales para el servicio de comedor social en el Ayuntamiento de Manresa, aunque actualmente no se le hacía ningún seguimiento por parte de los servicios sociales porque no se le consideraba en situación de riesgo social.

La muerte de este vecino de Manresa reaviva el recuerdo del fallecimiento de una anciana de Reus el pasado mes de noviembre, que murió al incendiarse el colchón de su cama con una vela que usaba por no tener suministro eléctrico, ya que la compañía eléctrica Gas Natural se lo había cortado por impago.

La muerte de la anciana despertó una ola de protestas y trajo al debate social la pobreza energética en nuestro país, que podría ser la causa de seis de cada diez muertes en incendios. (Postdigital/Agencias)



Búsqueda personalizada