Publicado: Jueves 2/03/2017

Interior anula la prueba de ortografía de las oposiciones a la Policía Nacional tras las quejas por la “dificultad” del examen

El Ministerio del Interior ha anulado la prueba de ortografía realizada por los aspirantes a ingresar en la Policía Nacional tras las quejas recibidas por los examinados relativas a su complejidad y la multitud de suspensos.

La prueba, que se realizó el 14 de enero pasado para ocupar casi 2.700 plazas de la escala básica de Policía, consistía en un listado de cien palabras, 28 de ellas escritas de manera incorrecta ortográficamente, en el que los aspirantes al cuerpo debían indicar una a una si estaban bien o mal escritas en un plazo de ocho minutos.

Entre las cien palabras listadas se encontraban términos como “cascabel”, “claraboya” o “biquini” hasta “carriño”, “cián”, “cerebración”, “aruñar”, “yuyo”, “champurrear” o “diunvirato”.

Policía_NacionalEl Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, denunció la prueba porque no evaluaba “el nivel de competencia de los alumnos” y porque, según informa en su página web tras la anulación de la misma, la selección de palabras del examen incluía términos que “jamás se utilizan en la labor policial y son de uso reservado a eruditos”.

Aunque ha sido anulada y no tenida en cuenta en el cómputo de notas de los aspirantes, el SUP ya ha pedido al director general de la Policía, Germán López Iglesias, que se depuren responsabilidades y se haga pública dicha anulación, pues el tribunal no ha dictado ningún acuerdo sobre la misma ni ha comunicado de forma oficial que esta prueba ha quedado invalidada. (Agencias)


Búsqueda personalizada