Publicado: Miércoles 26/04/2017

El Fiscal Jefe de Anticorrupción vuelve a generar polémica al intentar apartar al fiscal de la ‘Operación Lezo’

El fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Manuel Moix, ha vuelto a protagonizar la polémica este miércoles en un baile cruzado de noticias y desmentidos sobre uno de los fiscales del caso de la ‘Operación Lezo’, Carlos Iáñez, al que habría intentado apartar de la investigación del caso que condujo a Ignacio González a prisión preventiva.

Según publicaba esta mañana la cadena SER apoyándose en fuentes de Anticorrupción y la Guardia Civil, Moix había tomado la decisión de apartar a Iáñez, que llevaba 18 meses trabajando en el caso y llevando el peso de los interrogatorios junto a la fiscal Carmen García, para lo que había pedido directamente al fiscal que renunciara a su puesto en Madrid, pendiente de renovación, y que volviera a Granada, donde tiene la plaza asignada.

Tras esta noticia, la Fiscalía Anticorrupción se ha apresurado a publicar una nota de prensa en la Canal de Isabel IIque se afirma que Manuel Moix, “ante las informaciones aparecidas hoy, desea aclarar que no ha cesado a Carlos Iáñez, fiscal encargado de la llamada operación Lezo, ni tampoco le ha apartado de esta investigación”.

En la nota, se comunica, además, que el propio fiscal jefe ha solicitado “recientemente” la renovación de la plaza de Iáñez en comisión de servicios a la Fiscalía, y que esta renovación ha sido aprobada por la Fiscalía General del Estado. Sin embargo, sobre ese “recientemente” no se especifica fecha concreta.

Polémica en torno a Manuel Moix

Manuel Moix fue colocado al frente de la Fiscalía Anticorrupción el pasado mes de febrero por el Fiscal General del Estado, José Manuel de la Maza, quien es a su vez designado a propuesta del Gobierno, en este caso, del Partido Popular.

La designación de Moix ya fue polémica en su momento, a quien se acusaba de tener poca experiencia y ser cercano al PP, además de ser el único de los siete aspirantes al puesto que no procedía de Anticorrupción, y, de hecho, las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil a Ignacio González revelan que este quiso maniobrar para ponerle al frente de Anticorrupción: “A ver si podemos poner a Moix en Anticorrupción, es un tío serio”.

La primera decisión que tuvo que tomar Moix con respecto a la ‘Operación Lezo’, pocas semanas después de ocupar su puesto, también resultó controvertida, ya que debía cumplir el trámite de dar el visto bueno a la prórroga de un mes más a las escuchas telefónicas a Ignacio González y su entorno en la trama, pero se opuso a autorizarla. La insistencia de los fiscales sobre la necesidad de la medida forzó a Moix a ceder y autorizar la continuidad de las escuchas.

La siguiente polémica surgió el pasado martes, cuando Moix intentó frenar uno de los registros en la operación contra la corrupción del Canal de Isabel II, el de la sede de Inassa, filial del Canal en Latinoamérica que Ignacio González habría utilizado para desviar dinero público. La rebelión de los fiscales subordinados impidió que este registro fuera frenado por el fiscal jefe.

Además, Moix pretendía imponer que los detenidos en el marco de la ‘Operación Lezo’ no fueran acusados por la Fiscalía Anticorrupción de un delito de organización criminal. Muchas posturas del fiscal jefe rodeadas de controversia para el poco que lleva en su puesto, desde finales de febrero.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada