Publicado: Jueves 11/05/2017

Las escuchas de la ‘Operación Lezo’ muestran cómo Marhuenda manipulaba las encuestas de La Razón para “putear”

Entre las conversaciones grabadas por la Guardia Civil en el marco de la ‘Operación Lezo’ se encuentra una conversación mantenida por el director del periódico La Razón, Francisco Marhuenda, y el consejero del diario Edmundo Rodríguez Sobrino, en la que desvela cómo fueron manipuladas las encuestas de índole política del diario con el objeto de hacer una “putada” a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a quien Marhuenda y el presidente del diario, Mauricio Casals, buscaban presionar para impedir que tirara de la manta en el caso de corrupción del Canal de Isabel II.

Según publica el diario El Español, que ha tenido acceso a la conversación grabada, Marhuenda y Rodríguez Sobrino hablaron sobre una encuesta publicada en su diario el pasado febrero, coincidiendo con la celebración del congreso del Partido Popular. En ella, supuestos votantes del PP valoraban a una serie de políticos del mismo partido como sucesores de Rajoy. El diario recogía que la mejor valorada para situarse al frente del Partido Popular era Cristina Cifuentes, por delante de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, aunque la suma de porcentajes no cuadraba. Ahora, las escuchas de Francisco Marhuenda - La Razónla UCO evidencian cómo fueron manipulados estos datos.

“¿Has visto? Te habrá gustado la putada que le hemos hecho hoy a nuestra amiga Cifu, poniéndola ahí, por delante de Soraya”, explicaba Marhuenda a Rodríguez Sobrino por teléfono, asegurando: “Vamos a seguir dándole por ahí. Porque la matarán las otras, ¿sabes? Y el gallego, ¿eh?”.

El plan maquiavélico de Marhuenda era que el resultado inflado favorable a Cifuentes hiciera sacar las uñas contra ella a sus contrincantes, Sáenz de Santamaría y Cospedal, quienes buscarían hundirla dentro del partido en una lucha por el poder en la sucesión de Rajoy.

La encuesta fue encargada por La Razón a la firma NC Report, una empresa que no goza de buena reputación en el sector, y el resultado de esta publicado por La Razón difería con mucho de los sondeos realizados por otros periódicos, en los que se muestra una preferencia de los votantes del PP por Soraya Sáenz de Santamaría.

Además, las escuchas también revelan otro de los planes de Marhuenda y Casals para perjudicar a Cifuentes: azuzar a Iñigo Enríquez de Luna –concejal en el Ayuntamiento de Madrid– para que se presente como oponente de esta por el liderazgo del PP de Madrid, una candidatura que La Razón apoyaría mediante artículos favorables a Enríquez de Luna.

En la conversación, en la que hablan de Cifuentes como “burda” y “trepa” con “demasiadas ganas de ser la presidenta del partido”, Marhuenda asegura que eso les favorece a ellos en su lucha contra la presidenta de la Comunidad, y explica: “Ahora estoy excitando a Iñigo Enríquez de Luna, ¿sabes?, que es del ayuntamiento que está con Esperanza, para que se presente contra ella. Yo le dije que le íbamos a apoyar”.

“Me vino a ver el otro día y le dije: oye, no tendrás ninguna duda, nosotros te vamos a apoyar si te presentas en base activamente y, además, vamos a defender la tesis de la época de Pío García Escudero. Que el PP estaba muy pacífico cuando Pío era presidente del partido en Madrid y el presidente de la Comunidad era Ruiz Gallardón. Y no pasaba nada”, apuntaba ya Marhuenda cuál sería la línea editorial de su diario.

Marhuenda y Casals, que fueron citados como imputados al estallar el caso por un delito de intento de coacciones contra Cristina Cifuentes, se libraron tras archivar el juez Eloy Velasco la causa por la declaración de Cifuentes ante la Audiencia Nacional, en la que la afectada aseguraba no haberse sentido coaccionada.

Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción sigue sosteniendo que se produjeron “graves presiones” ejercidas por los directivos de La Razón contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, según refiere la Fiscalía en un escrito presentado este miércoles en el Juzgado, en el que insiste en que las presiones contra Cifuentes y el presidente del Canal de Isabel II se hicieron “de cara a que no aportasen pruebas sobre la presunta ilícita operación de compra de la sociedad Emissao a la Fiscalía”.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada