Publicado: Martes 27/06/2017

El Congreso vapulea a Montoro en su reprobación por la amnistía fiscal: el “colaborador necesario para que los negocios de defraudadores salieran redondos”

El debate en el Congreso de esta tarde ha dejado clara una aplastante mayoría a favor de la reprobación del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, después de que el Tribunal Constitucional declarara nula la amnistía fiscal llevada a cabo por el ministro con su decreto-ley de 2012, reconocida ahora su inconstitucionalidad.

El PP ha sido el único partido en el Congreso que ha defendido al ministro –que no ha estado presente en la Cámara para su propia reprobación–, mientras Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC y el Grupo Mixto manifestaban su apoyo a la moción presentada por el grupo socialista para la reprobación de Montoro “por haber beneficiado a defraudadores mientras se incrementaba de forma notable la carga impositiva de los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales”, además de “vulnerando principios constitucionales”.

Todos los demás partidos que han intervenido, desde el PSOE, grupo promotor de la reprobación, hasta EH Bildu, han criticado al ministro y su amnistía fiscal, si bien el PNV ha anunciado que no apoyará la sanción política en la votación que tendrá lugar este jueves.

Para iniciar su intervención, el portavoz de Hacienda del PSOE, Julián López Milla ha señalado que si bien no es la primera norma que el Tribunal Constitucional declara contraria a la Carta Magna española, la sentencia sí destaca “por la claridad y dureza con la que se pronuncia”, al hablar de la abdicación de los deberes del Estado, la legitimación de la conducta de los defraudadores y la quiebra del principio de justicia.

“Rebate todos y cada uno de los argumentos de la Abogacía del Estado y tritura los fundamentos del Gobierno para defender la amnistía”, ha defendido López Milla, que se ha dirigido al ausente ministro de Hacienda subrayando que “si la única enseñanza que ha podido extraer es que debió aprobarla con otro instrumento que no fuera el decreto ley, es que no acepta los fundamentos jurídicos de la sentencia”.

La “puerta” para defraudadores que abrió la amnistía

El diputado socialista ha criticado la “puerta” que abrió la amnistía, por la que “se colaron defraudadores y unos cuantos procesados por corrupción”, por lo que ha calificado a Montoro como un “colaborador necesario para que los negocios de defraudadores y presuntos corruptos salieran redondos”.

Por último, ha criticado que, aun afeado por el Tribunal Constitucional, Montoro defendiera la amnistía “como inevitable”, se negara a pedir disculpas y se negara a asumir responsabilidades políticas, “dando argumento a quienes ponen en cuestión ordenamiento jurídico y desprecian las decisiones del Tribunal”. “Quedará en manos del presidente del Gobierno la decisión final y responsabilidad política de lo que haga con su reprobado ministro de Hacienda y Función Pública”, ha concluido.

El PP, coleccionista de ministros reprobados

Cristobal MontoroPor parte de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, su portavoz de Hacienda, Alberto Garzón, ha criticado la indiferencia del Gobierno ante las sucesivas reprobaciones de sus ministros, pues la de Montoro sería ya la segunda en menos de un año de legislatura, tras la del titular de Justicia, Rafael Catalá: “Parece que las va a coleccionar hasta llegar al equipo completo”, ha ironizado.

Garzón ha apostado porque esta ausencia de consecuencias “debería hacer reflexionar a los que apoyan al PP y también las reprobaciones”, dada la “gravedad” de estas cuestiones. Asimismo, ha criticado la justificación del ministro para aprobar en su momento la amnistía de que “era esto o el caos”: “No se lo cree nadie. Hay más alternativas para recaudar más de 1.200 millones de euros”, ha aseverado.

Otras amnistías fiscales

Tanto Ciudadanos como el PNV han recordado que la amnistía fiscal no era la primera que se ha aprobado en España, remontándose a las de 1984 y 1991, bajo gobiernos socialistas, a través de “pagarés opacos” o compra de deuda pública a un interés reducido. Asimismo, el diputado de Ciudadanos Vicente Ten Oliver ha afeado que estas, como “el chivatazo a los defraudadores” evidenciado con la ‘lista Falciani’ suponen “el mismo mecanismo perverso”.

Respecto a la amnistía, Ten Oliver ha criticado que al final se permitiera una tributación al 3%, por debajo del 10% extraordinario inicialmente y que se acompasara con una subida de impuestos, una modificación del Código Penal referido al blanqueo de capitales y que se acogieran a ella delincuentes para eludir penas de prisión.

Por su parte, Idoia Sagastizabal (PNV) ha criticado la amnistía como un “profundo desacierto del Gobierno” y ha lamentado la ausencia de medidas contra el fraude durante esos años. “No estaríamos debatiendo hoy esta reprobación”, ha dicho, recordando que la regularización extraordinaria no se aplicó en el País Vasco.

Una reprobación solo de forma

Además, ha cuestionado la eficacia de la reprobación -”es una herramienta que no obliga a nada”- y ha preguntado al resto de grupos si están dispuestos a reprobar cualquier conducta ilícita, aun por miembros de sus propias filas, antes de defender que su uso “no puede ser una costumbre semanal”.

También ha lamentado su falta de eficacia Esquerra Republicana, que a través de su diputada Ester Capella ha advertido a un ausente Montoro que “se le está acabando el tiempo”. “La ética del buen gobierno se demuestra dimitiendo. No es lo que pasará”, ha aseverado.

Ignasi Candela (Compromís) ha dicho que el Gobierno “insulta a la gente honrada y ensuciar el nombre de este país” cuando defiende la necesidad de la amnistía “para salvarlo”, mientras que Marian Beitialarrangoitia, de Bildu, ha situado la amnistía fiscal “tan reprobable como las anteriores, los recortes que la acompañaban y la reforma del artículo 135 de la Constitución.

El PP no se avergüenza

“¿Por qué se pide la reprobación del señor Montoro? ¿Porque es bueno haciendo su trabajo y tremendamente eficaz en las medidas aprobadas?”. Así ha iniciado la diputada del PP Ana María Madrazo su intervención en la que, siguiendo el discurso defendido por el ministro la semana pasada, ha especulado si el PSOE tenía una “auténtica obsesión” con su persona.

Respecto a la amnistía, Madrazo ha dicho que su formación acata la sentencia, y se ha escudado en considerar que la inconstitucionalidad se limita a la forma empleada para aprobar la regularización. “No nos avergonzamos de ello”, ha dicho, señalando que “los defraudadores se han tenido que retratar con nombres y apellidos”. “Y han salido peces muy gordos que estaban en el fondo del mar con ustedes”, ha aseverado, dirigiéndose a la bancada socialista.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada