Publicado: Martes 1/08/2017

Urdangarin sigue libre y pide su absolución al Supremo alegando que la sentencia de su condena es “ilógica” y “absurda”

Iñaki Urdangarin, el marido de la infanta Cristina, condenado el pasado febrero por el ‘caso Nóos’ a 6 años y 3  meses de prisión -en la que no ha llegado a entrar-, ha pedido al Tribunal Supremo su absolución en el caso, alegando que actuó únicamente como “un mediador sin conocimientos de Derecho de Administrativo” para conseguir, con sus “contactos deportivos e institucionales”, que Baleares celebrase unos foros sobre Turismo y Deporte o patrocinara “al mejor equipo del mundo de ciclismo”.

Partiendo de esta tesis, Urdangarin se califica a sí mismo como un “amigable componedor”, según el recurso de casación, que publica hoy el diario El Mundo, interpuesto por su defensa contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma que le condenó a 6 años y 3 meses de cárcel por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos fiscales. Pero Urdangarin sigue libre, ya que no se decretó contra él prisión preventiva sino tan solo acudir a firmar en Suiza, donde vive, una vez al mes.

Iñaki_UrdangarinPor su parte, la Fiscalía del Supremo presentó el pasado 3 de julio un recurso de casación en el que solicitaba aumentar la pena de Urdangarin hasta los 10 años de prisión y más de 9 de inhabilitación, al entender que se le debe condenar también por la malversación continuada de caudales públicos por los Fórum Illes Balears de 2006 y de 2005.

Sin embargo, Urdangarin asegura en su recurso que actuó “con la conciencia de que todo se hacía correcta y legalmente”, descargando de nuevo la responsabilidad de las contrataciones en su ex socio Diego Torres, vicepresidente de Nóos, quien también ha pedido la absolución al Tribunal Supremo.

Sentencia basada en “fundamentaciones absurdas”, según Urdangarin

Por todo ello, el marido de la infanta Cristina entiende que la sentencia por la que ha sido condenado está basada en “fundamentaciones ilógicas, absurdas y que carecen de la solidez y razonabilidad legalmente necesarias” y apunta a que esa versión judicial “resulta más improbable que probable”.

En el recurso presentado por Diego Torres, según El Mundo, éste insiste en que todas las actividades del Instituto Noos estaban supervisadas por la Casa Real, hasta el punto de controlar lo que hacían sus “becarios”.

El caso Nóos llegó ya al Supremo el pasado 3 de julio cuando la Fiscalía presentó su recurso reclamando aumentar la condena del exduque de Palma en un mínimo de 10 años y un máximo de 14 años de cárcel, dependiendo de la pena alternativa que el alto tribunal considere más apropiada imponer en este caso.

También pidió aumentar la pena al exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y al expresidente balear Jaume Matas y condenar a cuatro de los absueltos de la rama valenciana del caso. (Postdigital/Agencias)


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada