Publicado: Miércoles 20/09/2017

La Unión de Guardias Civiles denuncia a Netflix ante la Audiencia Nacional por su campaña publicitaria de ‘Fe de etarras’

Las campañas publicitarias con las que suele sorprender Netflix en los últimos tiempos acostumbran ya a dejar servida la polémica pero ninguna había acabado en los tribunales españoles hasta ahora, que la Unión de Guardias Civiles ha decidido denunciar a la multinacional por uno de sus últimos anuncios.

Se trata de la publicidad de la película ‘Fe de etarras’, por la que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias de investigación para determinar si aprecia indicios de delito de humillación a las víctimas del terrorismo.

El motivo de la denuncia es un gran cartel que cubre un edificio en pleno centro de San Sebastián en el que se puede leer la frase “Yo soy español, español, español”, con las palabras “español” tachadas, bajo la que figura el título de la película ‘Fe de etarras’, una comedia sobre las peripecias de un comando de ETA en Madrid en Fe_de_Etarraslos días del Mundial de fútbol de 2010, que dirige el donostiarra Borja Cobeaga, guionista de la popular “Ocho apellidos vascos”.

Esta asociación de guardias civiles ha solicitado a la Audiencia Nacional que adopte medidas cautelares y ordene “eliminar de manera inmediata el cartel”, que ha sido colocado en la capital donostiarra porque la película, antes de su estreno en la plataforma de televisión por “streaming”, podrá verse en primicia en el Festival Internacional de Cine de la capital donostiarra, que arranca el viernes.

La Unión de Guardia Civiles considera que el cartel publicitario constituye “una humillación y un ataque directo a los familiares de las víctimas asesinadas por la banda terrorista ETA desde los años 60, tanto en la capital guipuzcoana como en el resto de España”. El cartel instalado por Netflix es, a juicio de la asociación de Guardias Civiles, “ofensivo y doloroso” y “deshonra la memoria de las víctimas”.

La denuncia recuerda que la publicidad de la plataforma ha generado polémica, sobre todo en las redes sociales, y en algunos medios de comunicación, por lo que Netflix “ha conseguido el objetivo que pretendía”, que consiste en lograr repercusión sobre su película “a costa de la humillación de las víctimas del terrorismo”.

El anuncio ha desatado desde el pasado fin de semana una nueva polémica en las redes sociales, donde algunos usuarios la han considerado ofensiva para las víctimas, mientras que otros han defendido la película y rechazado que haya humillación a las víctimas en la publicidad de Netflix.

Entre quienes lo han rechazado se encuentran miembros de asociaciones de víctimas del terrorismo como Francisco José Alcaraz, mientras que el presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, la ha defendido expresando públicamente sus “ganas” de ver la película y ha argumentado que se trata de un filme que se ríe de ETA, lo que es, a su juicio, lo contrario a “avalar” la trayectoria de la banda terrorista.

La última polémica desatada con una campaña publicitaria de Netflix fue la de la serie ‘Narcos’, con un gran cartel en la Puerta del Sol en el que se aludía al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su SMS al extesorero del partido, Luis Bárcenas, cuando se desataron los escándalos de financiación ilegal del PP: “Sé fuerte”.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada