Publicado: Lunes 8/01/2018

Arrimadas contra las matemáticas: plantea negociar la abstención de los Comunes para ser presidenta sin darse cuenta de que no serviría de nada

La candidata de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, no ceja en su intento de conseguir la presidencia de la Generalitat, tal como afirmó este domingo en una entrevista exclusiva para el diario El País. Su estrategia de acción, según relata, consiste en conseguir “al menos la abstención de los comunes” para alcanzar su tan ansiado objetivo.

Con los comunes tendríamos que hablar, claramente. Yo jamás me he negado a hablar con los comunes para, por ejemplo, a través de su abstención, poder llegar a la presidencia. Yo nunca he puesto el veto a los comunes. Todo partido que pueda contribuir a parar la locura que está ocurriendo en Cataluña —la huida de empresas, la fractura social, la bajada de inversiones…—, evidentemente, será bienvenido. Si usted me pregunta, ¿para formar Gobierno? Hombre, iba a ser muy complicado. Pero conversaciones para poder desencallar esta situación, para poder gobernar la Generalitat, Inés Arrimadaspara que se abstengan al menos… por supuesto que sí. Nunca me he negado”, afirma la candidata naranja en la entrevista, en la que no duda en dejar atisbar las culpas que caerían sobre los comunes en caso de que ella no pudiera formar gobierno.

Pero la estrategia de Arrimadas para gobernar la Generalitat presionando al partido de Xavier Domenech tiene un punto muy difícil de solventar más allá de la presumible oposición de Podemos: el resultado de las eleccioneslas matemáticas, donde parece ser que el entusiasmo de Arrimadas le impide ver la realidad, y que sumar 2 + 2, para desgracia de ella, no son 5. 

Si CatComú-Podem se abstuviera, el bloque independentista (JUNTSxCAT, ERC y CUP) seguiría teniendo 70 escaños y el bloque llamado constitucionalista (C’s, PSOE y PP) sumaría 57.

En el caso de que los 5 consellers en el exilio no pudieran votar, el bloque independentista mantendría 65 diputados en el Pleno y los del 155 tendrían 57 escaños.

Si el juez impidiera acudir a los 3 consellers encarcelados a votar, los independentistas seguirían teniendo 62 escaños y los constitucionalistas 57 escaños.

Si los integrantes de la CUP decidieran asambleariamente que el Parlament es demasiado reaccionario para su movimiento de izquierda revolucionaria y decidieran de forma absolutamente inesperada abandonar sus cuatro escaños en un hara kiri impensable, el bloque independentista conservaría todavía 58 escaños y el bloque constitucionalista seguiría aún en 57.

Aunque se produjera este escenario mágico en el que los consellers de forma inaudita decidieran no dimitir para que otros voten por ellos (cuando tienen la posibilidad en cualquier momento de dejar su escaño a otra persona), que además la CUP se echara al monte y abandonara, por razones que solo Arrimadas debe conocer, el Parlament, y que se suspendieran los derechos y libertades más básicos recogidos en la Constitución de los 3 consellers encarcelados de forma preventiva, sumando aparte que estos imputados, una vez suspendidos sus derechos y libertades, no renunciaran a su escaño…, aunque todo este escenario de fantasía se produjera, los constitucionalistas del 155 seguirían siendo minoría incluso con la abstención de los ocho de los comunes.

Por desgracia para Arrimadas 2+2 no son 5, de momento.

escañoscataluña


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada