Publicado: Jueves 18/01/2018

La Eurocámara tumba el “impuesto al sol” de Rajoy: vota masivamente a favor del autoconsumo sin tasas ni impuestos de ningún tipo

Se puede decir más alto pero no más claro: Europa rechaza el “impuesto al sol” del Mariano Rajoy y no acepta que los países de la UE puedan imponer costes a los ciudadanos por la energía que ellos mismos produzcan y almacenen.

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado aplastantemente este miércoles la Directiva Europea de Renovables, que eleva el objetivo de energías renovables para la Unión Europea hasta el 35% en 2030, frente a la meta del 27% fijada en la actualidad, como parte de los esfuerzos del bloque comunitario para cumplir con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

Los eurodiputados han aprobado con 492 votos a favor, 88 en contra y 107 abstenciones el informe del eurodiputado del PSOE José Blanco, que fija la posición de la Eurocámara de cara a las negociaciones que deben comenzar ahora con el Consejo de la UE, la institución comunitaria que representa a los Estados miembros, que aboga por mantener el objetivo en el 27%.

Fomento del autoconsumo no sujeto a impuestos, tasas o tributos

El texto aprobado contiene un apartado sobre el autoconsumo, apostando por su impulso en los estados de la UE e instando a los gobiernos a “garantizar que los consumidores tengan derecho a convertirse en autoconsumidores de energías renovables”.

Para ello, estos consumidores deben estar autorizados “para autoconsumir y vender (…) su excedente de producción de electricidad renovable sin ser objeto de procedimientos y cargas discriminatorios o desproporcionados que no reflejen los costes”.

Además, los eurodiputados han aprobado una enmienda que pide permitir el consumo de electricidad de fuentes renovables de producción propia y que permanece dentro de sus locales “sin estar sujetos a impuestos, tasas o tributos de ningún tipo”.

Esta enmienda ha recibido 594 votos a favor, 69 en contra y 20 abstenciones. Por supuesto, los eurodiputados del PP votaban en contra.

“Hemos blindado algo que era una pelea, a mi juicio justa, que es garantizar el autoconsumo como un derecho. El autoconsumo de energía renovable como un derecho y eliminando trabas administrativas y prohibiendo medidas como el impuesto que se conoce en mi país, el impuesto al sol”, ha enfatizado el eurodiputado socialista español.

Preguntado por el futuro de esta enmienda en las negociaciones con los socios comunitarios, Blanco ha confiado en contar con el apoyo de la Comisión Europea y ha advertido de que la Eurocámara no renunciará, dado el apoyo que ha recibido esta parte del texto.

Críticas desde Greenpeace

La organización ecologista Greenpeace ha valorado positivamente que el Parlamento Europeo “pida normas para ilegalizar los abusos como el ‘impuesto al sol’ de España”, pero se muestra crítica con las otras decisiones de la institución europea, que considera insuficientes.

Panel Solar“Es una buena noticia que el Parlamento europeo haya reconocido que la Unión debe impulsar las energías renovables para cumplir sus compromisos climáticos, pero debería haberse ceñido a las soluciones reales y no incluir las fuentes y usos insostenibles de bioenergía”, ha declarado Sara Pizzinato, responsable de la campaña de energía de Greenpeace.

“A diferencia del Ejecutivo español, aún atrapado en subvencionar el carbón y la energía nuclear, el Parlamento europeo respalda firmemente el derecho ciudadano a generar, consumir y vender la electricidad autoconsumida y producida con el sol y el viento. Un mensaje claro para España y su “impuesto al Sol”.

Si bien Greenpeace está de acuerdo en que el objetivo del 27% en renovables actual es insuficiente, considera que debería incrementarse más allá del 35%, al 45%, y lamenta que la decisión no haga la medida vinculante para los estados miembros. La organización también critica que “las fuentes y usos insostenibles de bioenergía aún cuenten para alcanzar el objetivo renovable”.

“El Parlamento Europeo ha respaldado hoy seguir usando fuentes insostenibles de bioenergía en la UE. Su propuesta, por ejemplo, permitiría a los estados miembro quemar árboles enteros para cumplir sus objetivos de energías renovables; un hecho que, según los científicos, aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero durante décadas y contribuirá significativamente a una mayor degradación de los bosques”.

Coincidiendo con la adopción de la posición de la Directiva de Renovables del Paramento Europeo, Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace se ha trasladado a Estrasburgo junto con dos mujeres procedentes de las comarcas mineras de carbón de Laciana (León) y de Andorra (Teruel). En su visita querían trasladar a Europa la importancia de generar alternativas sostenibles en estas regiones y reclamar una transición energética justa de forma urgente que tenga en cuenta a todas las personas.

“El Gobierno de España no puede seguir dando la espalda a la lucha frente al cambio climático. Estamos entre los países más vulnerables a los impactos de cambio climático de Europa y en cambio nuestras emisiones siguen creciendo al igual que lo hizo el uso de carbón el año pasado. Y en lugar de desarrollar las herramientas necesarias para una transición energética en manos de la ciudadanía, el ejecutivo pretende aprobar una normativa que dificulte el cierre de las centrales de carbón”, ha declarado Nuño. (Postdigital/Agencias)


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada