Publicado: Viernes 26/01/2018

España duplica la tasa de paro europea, quintuplica la de Alemania y se sitúa a la cola de la UE solo superada por Grecia

Mientras el Gobierno del PP presume de la bajada del paro con las últimas cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) en la mano se olvida de considerar otros datos, como el tipo de contratos laborales, con empleos de muy corta duración y precarios, o la comparación con el resto de países de la UE, donde España queda muy mal parada.

Este jueves conocíamos el dato de que 2017 cerraba con una cifra final de 490.300 más que habían podido trabajar el año pasado, llegando a un total de 18.998.400 ocupados, sin embargo, el número de desempleados en nuestro país sigue siendo demoledoramente elevadísimo: 3.766.700 personas en paro.

Esta cifra se traduce en un 16,55% de la población activa que no tiene un empleo, un porcentaje que supone más del doble de la media de la UE, situada en torno al 7%, según los datos de Eurostat, que exponían en agosto una tasa Paromedia de desempleo del 7,6% en Europa.

El 16,55% de España contrasta con enorme diferencia con la tasa de paro del 2,9% de la República, el 3,6% de Alemania o el 4,2% de Malta. Por la cola, España es el segundo país de la UE con una tasa mayor de desempleo, solo superada por Grecia, que se situaba en el 21,2% según los últimos datos de junio de 2017, cuando España estaba en el 17,1%.

España queda, por tanto, aún muy lejos de alcanzar las tasas de empleo de antes de la crisis, cuando el paro llegó a caer por debajo del 8% en 2007, lo que significa que aún tenemos más del doble de desempleo que antes.

La reducción del paro cae en España

Aunque los datos totales de 2017 suman 471.000 parados menos, la realidad es que la mejora corresponde solo a los primeros meses del año, ya que, considerando solo el último trimestre, el paro ha aumentado desde octubre en 34.900 desempleados más y 50.900 ocupados menos, según la EPA.

Se trata de unos datos muy desalentadores si tenemos en cuenta que el cuarto trimestre del año, con los habituales picos de mayor contratación temporal por refuerzo en las Navidades, siempre ha sido de reducción del paro y no de aumento.

El desempleo en el último trimestre del año no se incrementaba así desde el año 2012 y la ocupación no bajaba tanto desde 2013.

Además, la tasa de temporalidad se situó a final de 2017 en el 26,7%, la cifra más alta alcanzada desde que Rajoy está en el Gobierno.

La elevada tasa de temporalidad se debe fundamentalmente a que es el sector Servicios el que aporta el mayor número de nuevos contratos en nuestro país (un 60%): de los 490.300 nuevo empleados en 2017, 289.900 corresponden a Servicios, donde se encuentran, además, los empleos peor pagados, como es el caso de la hostelería.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada