Publicado: Viernes 9/02/2018

La ONU arremete contra la “extrema violencia” de la tauromaquia e insta a España a que prohíba a los menores participar incluso como espectadores

La ONU lo tiene claro: los espectáculos taurinos son de una “extrema violencia” ante la que niños, niñas y adolescentes deben ser protegidos, por lo que insta al Gobierno de España que impida que los menores participen de la tauromaquia incluso como espectadores, según ha zanjado el Comité de los Derechos del Niño del organismo internacional.

“La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia. Debería prohibirse para todos los niños menores de 18 años. No solo los niños toreros, sino también aquellos que asisten como espectadores. En el Comité estamos muy preocupados por proteger a los niños de estar expuestos a dicha violencia. Y esperamos que el Gobierno de España y de sus diferentes comunidades prohíban su participación en actividades taurinas”, afirmaba este jueves en rueda de prensa Gehad Madi, miembro del Comité de los Derechos del Niño.

Toros-InfanciaAsí aparece en el quinto y sexto informe sobre la situación de los niños en España, examen al que se sometió el Estado español el pasado 22 de enero en Ginebra, en el que el Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU apunta en sus conclusiones en un párrafo de tres líneas a lo que considera una preocupación por los “efectos dañinos” para los menores, así como su inquietud por “el nivel de violencia” en las escuelas de tauromaquia.

Aunque Madi apuntó que el comité “no está en contra de la tauromaquia en general en España, ya que es un evento histórico y cultural”, insistió en que “usar a niños como toreros es un ejercicio violento”. “También es un ejercicio violento si los niños son espectadores de una corrida de toros”, sostuvo.

Los argumentos del Gobierno español no convencen a la ONU

Tras la publicación de las conclusiones de la sesión, la fundación conservacionista suiza Franz Weber aseguró que las explicaciones del secretario de Asuntos Sociales, Mario Garcés, que representó a España ante el comité, “no convencieron al Comité”.

En este sentido, Garcés, explicó a los responsables del comité que la edad mínima para participar en dichas escuelas es de 14 años y que la tauromaquia es una actividad regulada a nivel autonómico. “Cada escuela taurina y cada gobierno autonómico tiene su propia regulación sobre la tauromaquia”, aseguró.

Una respuesta que entra en contradicción con la sentencia del Tribunal Constitucional que en octubre del 2016 anuló la ley del Parlament de Catalunya del 2010 que impedía la celebración de corridas de toros por invadir la competencia del Estado en materia de cultura, al prohibir “en una parte del territorio español, una celebración de arraigada tradición cultural”.

En las Observaciones Finales dirigidas a España en el informe, el comité de la ONU ha incluido, por tanto, una instancia para que se modifique la legislación y se prohiba la participación y asistencia de niños, niñas y adolescentes a las diferentes actividades taurinas.

Celebración de PACMA

El Partido Animalista (PACMA) ha declarado que la conclusión del comité de la ONU es “una noticia muy positiva que confirma lo que los animalistas llevan años defendiendo”, y ha apoyado su consideración de que la tauromaquia “fomenta la violencia y el ejercicio de la violencia en general, por lo que no puede ser observada por un menor”, según declaraciones de su portavoz Laura Duarte.

Así, ve acertada la recomendación para alejar a los menores de los “valores de violencia”: “A los niños debemos educarlos en la empatía y el respeto por los animales y la tauromaquia encarna justamente los valores contrarios”.

“El rechazo social que hemos logrado generar los colectivos animalistas y la visión que se tiene de los festejos fuera de nuestras fronteras hacen esta cruel práctica con los animales cada vez más insostenible”, afirma la portavoz de PACMA.

También desde la Fundación Franz Weber, que presentó uno de los informes en los que se ha basado el comité para emitir su juicio, y que fue elaborado con la asistencia científica de CoPPA (Coordinadora de Profesionales para la Prevención de Abusos), expresan que “la ONU nos ha ofrecido otro argumento para posicionarnos en contra del espectáculo cruel, violento y anacrónico que supone la tauromaquia, en el que las víctimas no son sólo los toros y los caballos, sino toda la sociedad”, según declaraciones de su presidenta Vera Webber.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada