Publicado: Lunes 12/03/2018

Una jueza obliga a Colau a recolocar “en lugar preferente” la imagen del rey en el Ayuntamiento de Barcelona tras estimar un recurso de la Delegación del Gobierno central en Catalunya

El Ayuntamiento de Barcelona tendrá que volver a celebrar sus plenos con la imagen del rey presidiendo en un lugar preferente. El Juzgado contencioso administrativo número 3 de Barcelona ha estimado el recurso presentado por la Delegación del Gobierno en Catalunya contra la retirada de un busto del rey emérito Juan Carlos de Borbón del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona, que deberá colocar un retrato de Felipe de Borbón.

El busto fue retirado pocos meses después de llegar Barcelona en Comú al gobierno, y, según comunicaron desde el Consistorio en su momento, se hizo porque la imagen de Juan Carlos I en el Ayuntamiento constituía una “anomalía” injustificada, ya que la legislación de 1986 obliga a que esté presente una imagen del jefe de Estado en el Salón de Plenos, pero en realidad era ya Felipe VI tras haber abdicado su padre al trono un año antes.

La intención del Gobierno municipal y otros partidos del Consistorio era la de debatir con el Barcelona_Ayuntamiento_Monarquíaresto de grupos políticos la idoneidad o no de que una figura “no electiva” como es el rey presidiera el Salón de Plenos, tal y como se hizo, aunque los ediles del PP no esperaron a que este debate tuviera lugar y colocaron por su cuenta una foto de Felipe VI donde estaba el busto del anterior monarca, echando leña mediática a la polémica. Esta imagen también fue retirada.

La Delegación reclamó después al Ayuntamiento que volviera a colocar una imagen del monarca pero el gobierno municipal de Colau rechazó la petición apoyándose en la modificación de un artículo del reglamento orgánico municipal realizada en diciembre de 2015 y que ampara al Ayuntamiento en la ordenación de la simbología de la sala de plenos.

Además, el Consistorio también aludía al artículo 85 del Real Decreto de 1986 sobre el Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales -que establece que la efigie del Rey debe estar “en lugar preferente del salón de sesiones”-, diciendo que no es aplicable al consistorio barcelonés, ya que el reglamento municipal no prevé expresamente que en la sala de plenos figure la imagen en un lugar preferente.

Ahora el juzgado da la razón al Gobierno central alegando que “la colocación de los símbolos en el salón de plenos es una obligación que en modo alguno queda relegada por el reglamentó orgánico municipal”, dando prevalencia al reglamento estatal, que “constituye una disposición de carácter general que registe la naturaleza normativa básica”, según el auto.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha pedido este lunes en rueda de prensa que se cumpla esta sentencia y la obligación del Ayuntamiento de colocar el retrato del Rey en un “lugar preferente y de honor de su salón de plenos”, algo que deben cumplir todos los ayuntamientos españoles.


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada