Publicado: Lunes 23/04/2018

Día histórico para la Memoria: Comienzan las exhumaciones en el Valle de los Caídos

En una jornada histórica para la memoria y tras una sentencia judicial en firme, los peritos del Instituto Torroja de Ciencias de la Construcción han comenzado este lunes los trabajos preliminares de exhumación de los cuerpos de cuatro personas enterradas en el Valle de los Caídos, donde, aparte de encontrarse la tumba del exdictador Francisco Franco, se hallan los cuerpos de miles de víctimas del franquismo.

Tras años de periplo legal y de toparse incluso con la oposición férrea del abad del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, y su negativa a abrir las puertas a los técnicos, la Justicia ha permitido la exhumación de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, sindicalistas de la CNT fusilados en 1936 por su pertenencia al sindicato, y de Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno, del bando franquista caídos en combate.

El abogado de las familias que han pedido la exhumación, Eduardo Ranz, ha confirmado que estos trabajos, llevados a cabo por técnicos del Instituto Torroja, perteneciente al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), comenzarían a las 9:30 horas.

Hermanos Lapeña - Valle de los CaídosLos peritos llegaban al Valle de los Caídos poco antes de esa hora, escoltados por agentes de la Guardia Civil, con un fuerte dispositivo de seguridad y rodeados de una gran expectación mediática.

En un primer momento los peritos analizarán la situación del osario de la cripta del sepulcro y luego emitirán un informe técnico para comprobar la situación de la ubicación y cómo acceder a la zona donde se presupone que están los restos de las cuatro personas que se buscan.

El letrado de los familiares, a quienes Patrimonio Nacional no ha permitido entrar en la cripta para no entorpecer el trabajo de los técnicos, considera que este lunes será un día histórico porque será la “primera vez” que se entra en el recinto con una sentencia judicial y de manera pública: “Toda la sociedad va a ser testigo de la exhumación de la mayor fosa de la Guerra Civil en España”.

Es el resultado de la tenacidad de los descendientes de los hermanos Lapeña, que presentaron una demanda en 2012 para poder “dar sepultura digna” a sus familiares. Tras dos años infructuosos, en 2014 decidieron recurrir el caso ante el Tribunal de Estrasburgo para demandar a España por incumplir el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Nofue hasta marzo de 2016 cuando el juez de San Lorenzo de El Escorial José Manuel Delgado, concedió el permiso de exhumación, considerando que existía una “alta probabilidad” de que los cuerpos de ambos hermanos estuvieran en el Valle de los Caídos”, ya que los restos de cientos de fallecidos de ambos bandos fueron robados por el régimen y trasladados en 1959, sin permiso de las familias, a fosas comunes en el mausoleo franquista.

En cuanto a los otros dos fallecidos, los familiares de ambos se sumaron hace un año a la petición de los descendientes de Lapeña para recuperar también a los suyos.

Tras una negativa inicial de Patrimonio Nacional, que consideraba que la orden judicial no era firme, finalmente el organismo accedió y en junio de 2017 ordenó emprender los trabajos, pero entonces fue el abad del Valle de los caídos quien puso los palos en las ruedas alegando que se trataba de un cementerio religioso y no público. Rodeado por una fuerte polémica, finalmente el abad tuvo que echarse atrás y acatar el oficio de Patrimonio Nacional, fechado a 4 de abril, que anunciaba el inicio de los trabajos de exhumación este lunes. (Postdigital/Agencias)


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada