Publicado: Viernes 20/07/2018

El juez del ‘caso Villarejo’ ordena investigar las grabaciones de Corinna acusando a Juan Carlos I de usarla como testaferro para el blanqueo de su fortuna

Las revelaciones de Corinna, la “amiga entrañable” del rey emérito Juan Carlos I, afirmando en unas grabaciones que este la utilizó como testaferro para blanquear su fortuna en paraísos fiscales tienen ya un movimiento judicial.

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha abierto una pieza separada en el denominado ‘caso Villarejo’ para investigar las grabaciones de la conversación entre el comisario jubilado y la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, han informado fuentes jurídicas.

Además, ha citado a declarar para el próximo jueves, día 26 de julio, a José Manuel Villarejo, después de que, en el marco de la misma causa, conocida como ‘causa Tándem’, fuera detenido el comisario Enrique García Castaño junto con el inspector de la Policía Antonio Bonilla por proporcionar presuntamente documentación y datos secretos sobre personas que estaban siendo investigadas por Villarejo, en prisión desde noviembre.

Corinna-Juan Carlos IEl comisario jubilado ha sido citado ante el magistrado el mismo día que el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, comparecerá en el Congreso sobre las acusaciones lanzadas por Corinna sobre el Rey Juan Carlos y los servicios secretos en las grabaciones efectuadas por el propio Villarejo.

En dichas cintas, además de revelar que el rey emérito utilizaba a Corinna como testaferro y que Juan Carlos tenía cuentas en Suiza y cobraba comisiones, la princesa Corinna criticaba la actuación de los servicios secretos españoles hacia ella.

Revelaciones de Corinna

Los detalles fueron facilitados por Corinna a Villarejo en una reunión que ambos mantuvieron en la vivienda que ella tiene en un exclusivo barrio de Londres en 2015. En esa reunión contaba que estaba viviendo una “pesadilla” porque el Rey había colocado diversas propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España a su nombre y en aquel momento, se las estaba reclamando, pero si ella las devolvía poniéndolas a nombre de terceros incurría en un delito de blanqueo.

“Ponen la propiedad dentro de la estructura, hacen como un contrato de venta y entonces parece todo perfecto. Claro, no pueden decir que el beneficiario es el otro (en referencia al rey emérito). Entonces, sin decírmelo, me lo ponen y después dicen: ‘Esta no quiere devolverle la cosa’. Pero si lo hago, es money laundering. Es blanqueo”, dice uno de los fragmentos de la grabación transcritos por El Español.

“Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas, pero si lo hago vulnero la ley y puedo ir a la cárcel”, añade en la grabación, en la que ella señala que lo de utilizarla como testaferro dado que en Mónaco no es preceptivo hacer declaración patrimonial, “lo han hecho con dos o tres cosas y están poniendo muchísima presión”. “Por ejemplo: mandarle dinero o darle cosas… eso es blanqueo”, apunta Sayn-Wittgenstein.

En cuanto a la intervención de los servicios secretos, en las grabaciones difundidas Corinna cuenta que recibió amenazas del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que montó dos operaciones para hacerse con la documentación que pudiera guardar tras sus años de relación con Juan Carlos I, una en Londres y otra en Mónaco, de la que tendrían pruebas los equipos de seguridad del príncipe Alberto de Mónaco y el ministerio del Interior monaguesco. (Postdigital/Agencias)


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada