Publicado: Martes 25/09/2018

‘La Manada’ volverá a ser juzgada por abusos sexuales y maltrato a otra joven de Pozoblanco

Cuatro de los cinco miembros de ‘La Manada’, ya condenados por “abusos sexuales” por la violación en grupo de una joven durante los Sanfermines de 2016, volverán a ser juzgados por otro caso similar ocurrido dos meses antes del anterior en la localidad cordobesa de Pozoblanco.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Pozoblanco ha decidido procesar a José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo –estos dos últimos guardia civil y militar respectivamente– por delitos de abusos sexuales y contra la intimidad, y a Guerrero, además, por maltrato. El otro integrante de ‘La Manada’ que no será procesado en este caso, Ángel Boza, se encuentran en prisión preventiva tras ser acusado del robo de unas gafas de sol mientras se encontraba en libertad provisional por el caso de Pamplona.

Los hechos se remontan a finales de abril de 2016 durante las fiestas de Torrecampo, una localidad próxima a Pozoblanco, y la investigación se inicia cuando el juzgado de Pamplona, que ya investigaba el caso de los Sanfermines, halló un vídeo en el que apreciaba “serios indicios de abusos sexuales no consentidos” a una joven que podría haber sido drogada para ese fin, y que remitió el caso a Pozoblanco.

En el vídeo se veía a la joven, de entonces 21 años de edad, en estado de “profunda inconsciencia” en el interior de un coche “completamente desnuda en el asiento de atrás” mientas era besada y manoseada por los acusados, que se reían de ella.

Posteriormente, la joven se despierta, se viste y se sienta en el asiento delantero junto al del conductor. Es entonces cuando uno de ellos, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, la insta a hacerle una felación a la que la chica se niega, por lo que este la golpea “dos veces en la cara y otra en el brazo”, por lo que sobre él también pesa la acusación de maltrato.

Las imágenes, que fueron grabadas por el integrante de ‘La Manada’ José Ángel Prenda con el teléfono móvil del guardia civil, fueron compartidas en dos grupo de WhatsApp de los acusados tan solo 22 minutos después de ser grabadas y llegaron a ver los vídeos hasta 21 personas, según el sumario del caso.

Además, en los comentarios de los grupos de la red social, se habla de la posibilidad de que se hubiera drogado a la víctima, a la que se referían como “la bella durmiente”, como comenta el quinto integrante de ‘La Manada’ que no se encontraba en el momento de los hechos pero pregunta sobre lo ocurrido: “Madre mía, qué le echasteis a la chavala, burundanga. Qué bueno”.

La_Manada

 


Close
Síguenos para estar informado
Por culpa de la nueva ley de propiedad intelectual y el cierre de Google News, forzado por los grandes medios de AEDE, es mucho mas difícil encontrarnos en google, síguenos en Twitter y Facebook para estar al tanto de nuestras publicaciones. Gracias.

Twitter

Facebook

Google+

Búsqueda personalizada