Bárcenas dice al juez que todos los ministros de Fomento y Medio Ambiente del PP trataban con donantes de la ‘caja b’

El ex tesorero del PP Luis Bárcenas ha declarado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que todos los ministros de Fomento y Medio Ambiente de los gobiernos ‘populares’, entre los que ha citado a Francisco Álvarez Cascos, trataron con donantes de la ‘caja b’ para hablar de adjudicaciones públicas.

Bárcenas, que ha acudido por su propio pie a la Audiencia Nacional porque estos días disfruta de un permiso que le mantiene fuera de la prisión madrileña de Soto del Real, ha comparecido esta vez ante el juez que investiga si las inyecciones de dinero que se hicieron a la ‘caja b’ tenían como objetivo lograr adjudicaciones concretas.
Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el ex responsable de las finanzas ‘populares’ ha ratificado lo que ya expuso en su última confesión, plasmada en un escrito enviado a la Fiscalía Anticorrupción el pasado mes de febrero, en el que decía que algunas donaciones eran finalistas.

Interrogado en detalle por los partidos –todos menos el PP, cuyo abogado no ha querido contestar–, Bárcenas no ha podido precisar quién habría pagado qué adjudicación. El ex tesorero ha explicado que estos datos estaban en la documentación que habría robado la ‘Operación Kitchen’.


Sin embargo, ha asegurado que todos los ministros de Fomento y Medio Ambiente de los gobiernos del Partido Popular trataron con empresarios donantes para hablar de estas licitaciones.

El ex tesorero ha afirmado en este sentido que los pagos a la contabilidad extraoficial tendrían en realidad como principal objetivo poder reunirse con los responsables de las administraciones licitadoras.

En concreto, ha recordado un episodio que le contó en su día su antecesor en la Tesorería del PP, el fallecido Álvaro Lapuerta. Según Bárcenas, Lapuerta se dirigió al director general de Carreteras del Estado y el entonces ministro, Francisco Álvarez Cascos, le regañó diciéndole que siempre debía acudir a él para esos asuntos.


También dijo que en el PP había una disputa interna entre el partido madrileño y el nacional por la construcción de una carretera situada en el norte de la comunidad autónoma.