«Borracho psicópata» y «comunista de mierda»: los insultos de un policía a Simón e Iglesias

La Policía Nacional ha abierto diligencias para estudiar si son constitutivos de delito los insultos que el jefe de la Policía Local de El Puerto de Santa María (Cádiz), Rafael Muñoz Leonisio, ha propagado contra el Gobierno en sus redes sociales, en las que, por ejemplo, ha llamado «borracho loco» a Fernando Simón.

En su página de Facebook, Rafael Muñoz Leonisio, que participa asiduamente en las caceroladas contra el Gobierno, descarga insultos y rabia sin miramientos hacia el Ejecutivo.

«Yo me voy a cagar en ‘toa’ su puta madre, comunista de mierda», dice del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias; «hija de puta», comenta de la ministra María Jesús Montero, entre otros muchos comentarios.

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz ha remitido estos comentarios a la Policía Nacional para que estudie y determine si las publicaciones exceden de la crítica y pueden ser constitutivas de algún tipo delictivo contemplado en el Código Penal.

Tras recibir la comunicación de la Subdelegación del Gobierno, la Policía Nacional ha abierto unas diligencias, de las que dará cuenta a la autoridad judicial en el caso de que se aprecie que constituyen algún delito, según fuentes policiales.

Rafael Muñoz Leonisio ha defendido que ofrece sus opiniones en su página de Facebook a título personal, no como funcionario público ni jefe de un cuerpo policial.

Desde el Ayuntamiento, el alcalde de la ciudad, el popular German Beardo, no ha querido valorar la actitud del intendente de su policía local.

La teniente de alcalde de Policía Local y personal del Ayuntamiento, Marina Peris, le ha exigido que pida disculpas y ha anunciado la apertura de un expediente por si su conducta tuviera una responsabilidad administrativa para el ejercicio de su puesto.

En un comunicado de prensa hecho público esta tarde explica que «el gobierno municipal considera que el jefe de la Policía Local tienen que tener respeto por todos los ciudadanos de El Puerto de Santa María, independientemente de su ideología política y lo que decidan votar en las urnas, como integrante esencial de un servicio público y con un cargo profesional en el que se debe dar ejemplo a la ciudadanía«

El exalcalde de la ciudad, el socialista David de la Encina, ha criticado la actitud del funcionario en sus redes.

«Llamar borracho psicópata al jefe en Emergencias Sanitarias es insultar a los médicos; burlarse de los gays utilizando chistes sobre el ministro Marlaska es homófobo; llamar comunista de mierda al vicepresidente del Gobierno o decir que vamos camino de una dictadura social-comunista, trasciende la libertad de expresión de un alto funcionario público, es el intendente jefe, la imagen de la Policía Local de una gran ciudad como es El Puerto de Santa María. No nos merecemos esta ignominia», ha afirmado.

Teniente de infantería de marina, según la biografía colgada en su Facebook, Rafael Muñoz Leonisio, jefe de una plantilla de 120 policías locales, anima en sus redes a sus seguidores a participar en las caceroladas, aunque no tengan autorización.

Es muy explícito sobre sus preferencias políticas de derechas y sobre lo que piensa de la izquierda.

«Esta tarde 70 piojosos han estado ladrando en la plaza Peral en contra de la democracia, al más puro estilo leninista bolivariano. Al terminar los ladridos se ha procedido a fumigar la plaza para evitar contagios a la ciudadanía», comentaba en una entrada.

«La derecha trata de ser racional, e intenta hacer pensar a la masa. Sus argumentos son de una lógica aplastante», opina en otro, mientras que subraya que «la masa, como la describía Ortega y Gasset, o la muchedumbre, como la describía Polibio 22 siglos antes, no piensa».

Rafael Muñoz Leonisio se convirtió en intendente de la Policía Local de El Puerto de Santamaría en 2007.