Cs pierde más de 100 concejales y diputados autonómicos desde 2015, solo en la Comunidad Valenciana

Ciudadanos ha perdido más de cien cargos públicos desde las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015 como consecuencia de la salida del partido de militantes que, tras decidir abandonarlo o ser expulsados, se han negado a renunciar a su acta. El mayor número de bajas de diputados autonómicos se ha registrado en Les Corts Valencianes.

Desde los comicios de hace dos años, 143 personas que ocupaban cargos públicos han dejado de formar parte de Ciudadanos, si se suman los expulsados, que representan cerca del 60% del total, y las salidas voluntarias, que serían el 40%, según ha informado la formación naranja a Europa Press.

Rajoy_RiveraLa mayor parte, 130, son concejales, a los que hay que añadir siete diputados provinciales, cinco diputados autonómicos y un consejero comarcal. Estas cifras son significativas en un partido como Ciudadanos, que en los comicios municipales de 2015 obtuvo 1.527 concejales y que en las elecciones autonómicas celebradas a lo largo de ese año sumó un total de 93 escaños.

En el caso de los diputados autonómicos, el mayor número de bajas se ha producido en las Corts, después de que Alexis Marí, exportavoz del grupo parlamentario, y otros tres diputados críticos con la dirección del partido –David de Miguel, Domingo Rojo y Alberto García– anunciaran el viernes pasado que se dan de baja del partido y que pasarán al grupo de no adscritos de la Cámara autonómica.

>

Los diputados valencianos han justificado su decisión por los «bandazos» que, a su juicio, ha dado la formación naranja en los últimos años en sus posicionamientos políticos y por su apoyo a unos Presupuestos Generales del Estado de 2017 que consideran «nocivos» para la Comunitat Valenciana.

Su salida deja a Ciudadanos con nueve escaños en el Parlamento regional, en vez de trece, y hace temer a la dirección del partido que Marí, De Miguel, Rojo y García entren en el Grupo Mixto y favorezcan en algunas votaciones al Gobierno valenciano de Ximo Puig, el tripartito PSOE-Podemos-Compromís.

Les acusan de robar las actas

>

La mayoría no renuncia al cargo