El paro registra la mayor caída de la historia pesar del coronavirus

Fue una semana de buenas noticias para el gobierno progresista y especialmente para la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

En julio, la Seguridad Social batió un nuevo récord con una media de 19.591.728 afiliados. Se trata de la cifra más alta de la historia, superando la de julio de 2019, cuando España tenía 19,53 millones. En otras palabras, ahora hay unas 60.000 personas más empleadas que entonces. Sin embargo, la situación es muy diferente: basta con ver los datos del paro registrado, publicados también el martes. Si en julio de 2019 había algo más de tres millones de parados, ahora hay 3.416.498. El cambio con 197.841 matriculados menos que en junio, otro récord absoluto para un solo mes. En total, hay 365.636 parados menos que hace un año.

Por sectores, el empleo creció fuertemente en las artes, el ocio y el entretenimiento (6,08%), la hostelería (5,69%), el personal doméstico (5,25%) y el suministro de agua (4,02%), mientras que disminuyó un 10,96% en la educación debido al fin del curso académico.

El régimen general sumó 87.124 nuevos afiliados, con un total de 16,2 millones, a pesar de los descensos registrados en los regímenes especiales agrícola (52.280 afiliados menos) y familiar (1.998 menos).

El número de trabajadores por cuenta propia aumentó en 1.978, hasta los 3,32 millones, y los trabajadores por cuenta propia aumentaron en 2.348, hasta los 66.467.

En julio, el empleo creció con fuerza en Baleares (4,4%), Cantabria (2,74%) y Castilla y León (1,43%), mientras que cayó en seis regiones y en las dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla registraron descensos superiores al 2%).

En términos desestacionalizados, el número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en julio fue de 19.400.964, 133.049 más que en junio y la cifra más alta desde antes de la pandemia.

DESEMPLEO REGISTRADO

El descenso del paro en julio -197.841 en términos brutos y 191.756 en términos desestacionalizados- situó el número de parados registrados en el SEPE en 3.416.498, la cifra más baja desde antes de la pandemia.

Esta reducción del desempleo fue generalizada en todos los sectores económicos, encabezados por los servicios (133.658, o el 5,29 %), y seguidos por las personas sin empleo anterior (31.991, o el 9,46 %), la industria (13.158, o el 4,6 %), la construcción (10.154, o el 3,62 %) y la agricultura (8.880, o el 4,82 %).

En julio, el desempleo disminuyó más entre las mujeres (104.891 mujeres desempleadas menos) que entre los hombres (92.950), aunque el número total de mujeres desempleadas sigue superando ampliamente al de los hombres (2.017.719 y 1.398.779, respectivamente).

Todas las comunidades autónomas han registrado un descenso del paro, especialmente significativo en Andalucía (69.159 parados menos), Cataluña (37.548) y Canarias (20.374).

Así, seis comunidades autónomas (Galicia, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Baleares y Cantabria) y la ciudad de Melilla tenían en julio menos parados que en febrero de 2020, antes de la pandemia.

El número de contratos registrados en julio fue de 1.838.250, de los cuales 165.500, es decir el 9%, fueron permanentes.


more recommended stories