El vicepresidente de la Comisión Europea no da crédito a la poca energía solar instalada en España dado su ‘potencial’

Frans Timmermans, el vicepresidente de la Comisión Europea, se ha mostrado «perplejo» de que «no haya más –producción de energía–, solar», en España, y en concreto en la Comunitat Valenciana.
El vicepresidente de la Comisión Europea no da crédito a la poca energía solar instalada en España dado su ‘potencial’

Según ha mantenido, las pequeñas y medianas empresas podrían impulsar con «conocimiento y apoyo financiero» esa producción energética desde viviendas particulares trabajando en el aislamento y generando energía.

Timmermans se ha pronunciado así en una conferencia en la sede de la agencia europea de la EUIPO, en Alicante, a la que ha asistido el president de la Generalitat, Ximo Puig.


El vicepresidente de la Comisión Europea no da crédito a la poca energía solar instalada en España dado su ‘potencial’
El vicepresidente de la Comisión Europea ha manifestado que la energía eólica y la solar «ya es más barata que la tradicional» y ha incidido en que «no hay manera de comprender porque el cambio no se hace más rápido».

Ha reconocido que las compañías «tienen razón» cuando dicen que en la transición habrá que mantener dos sistemas y que se requiere de una inversión «ingente» que no existe.


Sin embargo, ha anunciado que se hará a través del acceso a créditos blandos para que las empresas inviertan en redes y que la energía llegue a la red y se comparta a nivel europeo.

No obstante, ha lamentado que España «no está suficientemente integrada con Europa» pese a que «necesita formar parte de la red paneuropea para llevar la energía sostenible».

«Tienes que poder compartir desde donde entra a donde se necesita y cabe almacenarlo y transformarlo en otra energía», ha indicado y se ha referido a la posibilidad de transformar la energía renovable en hidrógeno que «sí se puede transportar».


Asimismo, se ha referido a la necesidad de implicar a los países del norte de África en el proceso, para evitar la llegada de CO2 y porque pueden ser productores de energía limpia: «Oportunidades inmensas que requieren inversiones inmensas», para las que ha implicado al Banco Europeo de Inversiones (BEI), del que ha dicho que «será el banco ecológico del mundo sostenible».

Comisario verde
Timmermans ha recordado que será el «responsable» del acuerdo ecológico de la UE, una herramienta que transformará las economías por medio de reducir las emisiones y que implementará «todas las medidas para paliar las consecuencias negativas del cambio climático».

Y es que, ha recalcado que el cambio climático es «algo muy tangible», que en la Comunitat Valenciana presenta «riesgos específicos». «La Comisión está preparada para el área del mediterráneo», para la que ha reclamado un plan específico.

Ha recordado que se han fijado para el conjunto de la Unión «cero emisiones» de gases en 2050; para lo que se necesitan «muchas medidas», entre las que ha citado la eficiencia en el transporte, la mejora de las infraestructuras y en particular con el transporte por carretera. Ahí, ha hablado de cero emisiones de turismos y camiones, porque será «bueno para los ciudadanos y el clima».

En ese sentido, ha reconocido que las ciudades y las regiones han tenido «muchas promesas» pero requieren de ayudas europeas, y ahí ha situado los «8.000 millones en prevención de riesgos y adaptación al cambio; hay que investigar más e innovar para cómo adapatarnos, y a este fin se dedican los fondos específicos», ha dicho.

Electrificación
Timmermans se ha referido a las baterías para la industria del automóvil porque generan una «cadena de valor», y que requerirán de un millón de puntos de recarga de vehículos, en toda la Unión, en 2025; que deberán llegar a los 4,5 millones de puntos en 2030. En ese sentido, ha lamentado que España carezca en el marco público de una red de carga para que los vehículos eléctricos.

Asimismo, se ha referido al Corredor del Mediterráneo, del que ha dicho que es «esencial» dentro de la red de transporte transeuropea, que busca conectar Europa con la financiación de 42 proyectos con 3.000 millones. «Un sistema de transporte interoperativo que asegure un transporte seguro y limpio», ha defendido y, por ello, ha reclamado que se termine la conexión de la Comunitat con Francia.

Timmermans ha asegurado la apuesta por el ferrocarril, porque es el medio «más limpio» y en el futuro permitirá pasar 40 millones de toneladas por tren.

Desertización

«Sin las decisiones políticas correctas, la amenaza es la desertización», ha seguido y ha exigido ponerle «freno». Ha puesto como ejemplo que en Países Bajos –su país natal–, se ha aprendido a producir agricultura con «una fracción del agua» que se utiliza en la Comunitat Valenciana.

«Con innovación se podría hacer: una reducción del uso del agua, con nuevas tecnologías; y la UE formará parte de ese cambio», ha sostenido.

Asimismo, ha colocado a los agricultores como aliados en la lucha contra la desertización, y ese, ha anunciado, será «uno de los elementos fundamentales en la PAC reformada».

Finalmente, ha pedido luchar contra el aumento de las temperaturas con la reforestación para tener «ciudades más verdes» que sean «captadoras de carbono».

«Solo lo haremos bien si lo hacemos juntos en todos los niveles, no es algo de Bruselas, sino de todos a la vez: de arriba abajo y de abajoarriba», ha indicado y ha recalcado que la primera región europea que ha visitado tras ser confirmado es la Comunitat Valenciana porque «se enfrenta a desafíos increíbles, pero tiene a las personas para afrontar esos desafíos».