El Gobierno interviene la sanidad privada y pone sus instalaciones bajo las órdenes de las consejerías de Sanidad

El Gobierno ha intervenido este domingo la sanidad privada y la ha puesto a la orden de las consejerías de Sanidad autonómicas. Las instalaciones sanitarias privadas tendrán que habilitar para el uso sanitario espacios públicos y privados que reúnan las condiciones necesarias para atender la crisis sanitaria del coronavirus.

El Ejecutivo ha comunicado al término de la primera jornada, tras la activación del estado de alarma para hacer frente a la pandemia, un paquete de medidas sanitarias, de transporte y de despliegue de los cuerpos de seguridad del Estado y las fuerzas armadas.

Son medidas que han avanzado en una rueda de prensa telemática desde el Palacio de la Moncloa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los titulares de Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; y Transportes, José Luis Ábalos, en una jornada en la que el cómputo de muertes por la pandemia ha alcanzado las 288 personas en España y los contagios los 7.753 casos.

Entre las de tipo sanitario, las consejerías de Sanidad podrán usar nuevos espacios públicos y privados tanto para consulta como hospitalización y tendrán más facilidades para prorrogar o realizar contratos. Además, los agentes privados tendrán un plazo «improrrogable» de 48 horas para comunicar sus «stock» de productos sanitarios de interés o si cuentan con capacidad de fabricación de los mismos.

Además, el Gobierno trabaja en un nuevo procedimiento y un nuevo método para aumentar la capacidad logística para practicar más pruebas de test de coronavirus tras haberse realizado ya más de 30.000.

Transportes

En el transporte, Ábalos ha avanzado que se reducirá en un 50% la oferta total de servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreos y marítimos de competencia estatal, salvo en conexiones ferroviarias de cercanías, en el que se incrementa.

A nivel autonómico y local, cada autoridad «podrá fijar porcentajes de reducción de los servicios de transporte público que estimen convenientes», según el ministro, quien ha precisado que los sistemas de venta de billetes online deberán incluir un mensaje que desaconseje viajar, salvo por razones inaplazables.

En el caso de Baleares y Canarias, así como de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el Gobierno planteará mañana algunas órdenes con respecto a la «particularidad en la movilidad y el transporte» en esos territorios.

Ministerio de Defensa

Defensa, por su parte, ha puesto a disposición de Sanidad todos los medios de los hospitales militares Gómez Ulla en Madrid y el de Zaragoza, y además ha llamado a los médicos en reserva para que colaboren en frenar la pandemia.

El Ministerio de Defensa podrá llamar a todos los militares, tanto en activo como en la reserva, en el marco de la declaración del estado de alarma ante la expansión del nuevo coronavirus en España. Así consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado esta medianoche con las medidas adicionales puestas en marcha por el Gobierno para intentar contener el avance del COVID-19.

Entre otras cuestiones, el departamento dirigido por Margarita Robles contempla que todos los militares estén «en disponibilidad permanente» para la prestación del servicio que les sea requerido según la situación de la crisis sanitaria.

Ministerio de Interior

En la comparecencia en la que se han presentado estas medidas el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado la práctica ausencia de incidentes reseñables en el primer día del estado de alerta por la pandemia y ha resaltado el civismo de los ciudadanos.

El domingo ha transcurrido sin apenas incidentes y con millones de ciudadanos confinados en sus casas para contener la pandemia del coronavirus.

Transeúntes que no han respetado las restricciones, locales que han abierto a pesar de la prohibición o fiestas en domicilios tampoco permitidas han sido algunas de las infracciones que se han producido en este «día 1» del estado de alarma, para el que el Ministerio del Interior ha fijado «criterios comunes de actuación» para todas las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Sanciones

El incumplimiento de las limitaciones por el estado de alarma puede acarrear sanciones para los ciudadanos que van desde multas de 100 euros hasta pena de tres meses de cárcel por un delito de desobediencia y de cuatro años por atentado a la autoridad.

Ademas de controlar el movimiento de personas o el cierre de establecimientos, la Policía Nacional ha anunciado que extremará la vigilancia para evitar el pillaje y los asaltos a centros de abastecimiento de productos de primera necesidad.

También la Unidad Militar de Emergencia (UME) ha comenzado este domingo a realizar «reconocimientos previos» en siete ciudades donde puede haber mayor riesgo de propagación del virus, como Madrid, Valencia, Sevilla y Zaragoza, como parte de los esfuerzos de Defensa por frenar el coronavirus.

La UME también se ha activado en ciudades en las que tiene desplegados contingentes como León, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, especialmente en zonas de esas urbes donde puede haber mayor riesgo de propagación del virus.

Después de que el Consejo de Ministros aprobara el sábado por la tarde el estado de alarma, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido una videoconferencia con todos los presidentes autonómicos y los de las ciudades de Ceuta y Melilla, que se han sumado este domingo al llamamiento de unidad de acción para ganar la batalla al coronavirus, según ha informado el Gobierno.

Cuatro horas ha durado la reunión telemática, que se inició en torno a las 10:30 horas, y en la que Sánchez ha trasladado «con detalle» a los gobernantes autonómicos las acciones que el Consejo de Ministros ha decretado, pero también ha escuchado sus sugerencias.

El más crítico, como ya había anticipado, ha sido el dirigente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha reclamado al Gobierno que acuerde el «confinamiento domiciliario total» de las zonas que lo soliciten, así como el aislamiento de Cataluña y Madrid y el cierre de fronteras, aeropuertos y puertos.

También el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha mostrado su disconformidad con aspectos del real decreto y ha dicho que la asunción por parte del Gobierno central del mando de la Ertzaintza es una medida «innecesaria».

El sindicato CSIF Madrid ha advertido este domingo de que las bolsas internas de contratación de los centros sanitarios y las bolsas de empleo centralizadas están agotadas y ha mostrado su «especial preocupación» por la falta de enfermeras y de médicos intensivistas y de urgencia.

Y los operadores han aconsejado a los españoles un uso «racional y responsable» de las redes de telecomunicaciones ante el arranque de la primera semana completa de teletrabajo y teleformación por las medidas adoptadas ante la pandemia de coronavirus.


more recommended stories