La exconcejala de Ahora Madrid Rommy Arce, al banquillo acusada de injurias a la Policía tras la muerte de un mantero en Madrid en marzo de 2018

El Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid ha abierto juicio oral contra la exconcejal de Ahora Madrid Rommy Arce por la presunta comisión de un delito de injurias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por unas declaraciones que realizó tras la muerte del mantero Mame Mbaye el 15 de marzo de 2018 en el madrileño barrio de Lavapiés.


Así consta en un auto fechado el 1 de octubre en el que la juez María Dolores Baeza acuerda sentar en el banquillo de los acusados a Arce; al portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, Malick Gueye; a Alfonso Loaiza; y a Asunción Gómez Ruiz.

La causa tiene su origen en dos querellas interpuestas por la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) y la Unión de Policía Municipal. El pasado febrero, la juez dio por concluida la investigación.


La apertura de juicio oral supone el paso previo a la celebración de la vista oral, que tendrá lugar en un Juzgado de lo Penal de Madrid al solicitarse penas inferiores a los cinco años de cárcel. En este caso, el fiscal pide una multa de 5.760 euros para la exedil madrileña, mientras que las acusaciones populares elevan la cuantía de la multa hasta 12.000 euros.

En el escrito de acusación, el fiscal sostiene que tanto el informe del Samur que atendió a Mgabe ese día como el informe del levantamiento del cadáver realizado por el médico forense ese mismo día, que indicaba que la causa de la muerte era natural por parada cardiorrespiratoria, «sin que se apreciaran lesiones traumáticas».


La edil publicó diversos mensajes en su cuenta personal de Twitter sobre esta muerte. El primero, el mismo día: «Lucrecia Pérez, Sanba Martine… hoy Mame Mbaye. Los ‘nadie’ víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores. El pecado de Mame ser negro pobre y sin papeles. Hermano, siempre estarás en nuestro recuerdo».

Y otros dos el día 17 de marzo: «Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia. Una concentración pacífica rindió homenaje a Mame Mbaye y exigió el fin de las políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a las migrantes. No más persecuciones policiales en nuestros barrios» y «el portavoz de @manteroslateros @ghetto82 en L6Nvozpensionistas señala a la Ley de Extranjería que persigue, acorrala, discrimina y estigmatiza a los manteros. Es la causa de la muerte de Mame Mbaye. Exigen el fin del hostigamiento policial».


Por su parte, Malick Gueye concedió una entrevista al diario 20minutos en la que afirmó que llevaban tres años «denunciando la persecución, el acoso y explicándole al Ayuntamiento lo que está pasando; esto no es algo nuevo que llegan y matan a Mame».

«Estaba un amigo con él y cuando intenta ayudarle para meter los dedos en la boca para no morderse la lengua, la Policía lo empujó y lo apartó. Los mismos policías se bajaron de la moto y lo empujaron y ahí se murió», dijo, entre otras cuestiones.


El Ministerio fiscal recalcaba que con los mensajes de los acusados, conocedores de su perfil público y de la repercusión de sus palabras, trasladaron «el mensaje inequívoco de que el fallecimiento del ciudadano senegalés era consecuencia de la actuación policial».