La luz marca un nuevo máximo histórico y hace una brecha en la alianza de gobierno: Podemos exige intervenir el mercado

Uno de los principales protagonistas del verano fue el elevado precio de la electricidad. Los precios de la electricidad empezaron a subir en abril, pero sólo alcanzaron niveles récord a finales de julio y agosto. Ahora, los españoles del mercado regulado (PVPC, unos 10 millones de usuarios) terminan el mes con precios de la electricidad que triplican los del verano pasado.

En concreto, incluso comparado sólo con agosto del año pasado, el precio medio de la electricidad se ha triplicado, pasando de unos 35 euros en agosto de 2020 a 100 euros por megavatio hora (MW/h) este mes, según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Energía (OMIE). Este lunes volverá a pulverizar todos los récords vistos anteriormente y subirá a 124,45 euros por megavatio (MWh), lo que supone dos euros más que el último máximo histórico alcanzado el pasado jueves, que lideraba la serie hasta ahora.

Los expertos señalan el aumento de la demanda de energía en un verano muy caluroso y la disminución de la producción de energía eólica por la falta de viento, lo que ha incrementado el precio diario del pool, ya muy caro por el aumento del precio del gas y las emisiones de CO2. Pero esta última semana los precios han superado incluso los de hace quince días, que coincidieron con la ola de calor de este verano, y tres de los cinco máximos diarios de la serie histórica se alcanzaron entre el miércoles y el viernes.

La factura de la luz para un consumidor medio en agosto será la más cara de la historia, según los cálculos de la asociación de consumidores Facua. Con los datos disponibles hasta ahora, detallan que la factura media será de 91,62 euros, casi 28 euros más cara que en agosto del año pasado. La bajada temporal del IVA al 10% aprobada por el Gobierno ha amortiguado la subida en unos 9 euros, según los datos de Facua, que indican que si se siguiera aplicando el tipo del 21%, la factura se acercaría a los 101 euros.

Esta situación ha centrado el debate político en cómo reducir el precio de la electricidad. El Gobierno también ha abierto la puerta a la creación de una empresa pública que regule a las empresas hidroeléctricas que terminen sus concesiones, pero es un plan a medio y largo plazo. Por ello, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, comparecerá este lunes en el Congreso para dar cuenta de esta espiral alcista del precio de la electricidad.

Brecha en el Gobierno

El precio de la luz ha alcanzando en agosto máximos por encima de los 100 euros MW/h. Un problema para el Gobierno porque sus socios de Gobierno, el partido de Unidas Podemos, ha generado una brecha con este asunto.

Por un lado, el PSOE defiende favorecer la competitividad entre las empresas. Pero por otro lado, la parte de Podemos continúan presionando con la idea de crear una empresa pública de energía e intervenir el precio de la luz.
La ministra Irene Montero, explicaba la propuesta de su partido, Unidas Podemos, asegurando que la mejor opción era crear una empresa pública. «Estamos proponiendo crear una empresa pública de energía, estamos diciendo hay que intervenir y regular el mercado eléctrico».


more recommended stories