La ministra de Trabajo rechaza intervenir en las factorías de Alcoa que se disponen a despedir 700 trabajadores tras cobrar 1000 millones del estado: «No estamos en régimen comunista»

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, se ha comprometido a estudiar «en profundidad» el expediente de regulación de empleo extintivo que supondría el cierre de las plantas de la multinacional Alcoa en A Coruña y Avilés, pero ha rechazado de forma tajante que el Gobierno se plantee la intervención de las factorías, como plantean los trabajadores.

>


En la misma línea, también ha manifestado que «desde luego, el Gobierno se compromete a estudiar en profundidad toda la cuestión de Alcoa», porque «hay miles de familias afectadas».

Magdalena Valerio, antes de participar en el acto del PSdeG, se ha reunido, acompañada del delegado del Gobierno, Javier Losada, en Santiago de Compostela con los representantes de la Comunidad en la mesa de diálogo social a nivel estatal, CCOO y UGT.

>

Valerio ha explicado a los sindicatos las últimas medidas del Gobierno en materia laboral y ha tomado nota de las cuestiones planteadas.

La representación de los sindicatos CCOO y UGT ha estado encabezadapor sus secretarios generales a nivel autonómico, Ramón Sarmiento yJosé Antonio Gómez, ambos acompañados por representantes de losdistintas áreas internas de ambas agrupaciones.


REFORMA LABORAL

izquierdaCuestionada sobre posibles cambios en la reforma laboral, ha asegurado que «se sigue debatiendo en la mesa de diálogo social todas las cuestiones de la reforma laboral que podrían ser modificadas».

En concreto, ha hecho referencia a aspectos como «la ultractividad de los convenios colectivos, de la primacía de convenio de sector frente a convenio de empresa teniendo en cuenta una serie de descuelgues que están ya regulados en el artículo 82 del Estatuto de trabajadores».

>

Del mismo modo, ha incidido en que «también se está hablando» del registro de jornada, del registro horario o de igualdad.

«Tenemos todos esos acuerdos encima de la mesa pero todavía no hay acuerdo», concluyó.