Los estibadores se niegan a asistir al barco de antidisturbios enviado por Interior para reprimir Barcelona


>