Los pensionistas salen a la calle contra Escrivá y la reforma de las pensiones

Representantes del movimiento ‘Otoño Caliente’, apoyado por más de 70 colectivos, se han manifestado este sábado en Madrid contra el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la reforma de las pensiones, que el jueves pasado superó su primer examen en el Pleno del Congreso tras rechazarse la enmienda de totalidad planteada por el PP. Durante el debate parlamentario, Escrivá presentó su reforma como una reforma «no de partido ni de Gobierno», sino «una reforma de país», que nace del acuerdo parlamentario del Pacto de Toledo y también con el consenso de los principales sindicatos, patronales y organizaciones de autónomos, «tras una década sin consenso».


La marcha de este sábado tiene como objetivo mostrar su «absoluto rechazo al intento de privatizar» el sistema de pensiones, «en contra del Pacto de Toledo y de la reforma del ministro Escrivá», y para exigir una auditoría de las cuentas de la Seguridad Social. El portavoz de comunicación de ‘Otoño Caliente’, Leopoldo Pelayo, en declaraciones a Europa Press, ha calificado al ministro Escrivá de «representante de los poderes económicos», que «pretende llevar a cabo una reforma de pensiones sin contar con los trabajadores y con los pensionistas».

«Están negociando con la mesa social y los 10 millones de pensionistas no nos sentimos representados. Una mesa social que la lleva Escrivá y los sindicatos de CCOO y UGT, que negocian los planes privativos de empresa, unos sistemas de capitalización, que rechazamos porque defendemos un sistema público actual», ha añadido.


Además, ha criticado que los servicios públicos se están «desmantelando y privatizando», poniendo de ejemplo otros ámbitos como el de sanidad o educación. La marcha ha comenzado en la Puerta de Atocha, para avanzar por el paseo del Prado hasta la plaza de Neptuno, y de ahí encaminarse hasta la plaza de las Cortes, frente al Congreso de los Diputados.