Los ricos viven hasta once años más que los pobres

La diferencia en la esperanza de vida entre ricos y pobres en Barcelona es de hasta once años y de casi siete en Madrid, según un informe de Oxfam-Intermon, que sitúa a España en el cuarto país más desigual de la UE y en el más inmóvil, especialmente en los extremos.


Es una de las conclusiones del informe Desigualdad 1-Igualdad de Oportunidades 0. La inmovilidad social y la condena de la pobreza, que la ONG presenta este lunes coincidiendo con la celebración del Foro Económico Mundial que comienza el martes en Davos (Suiza).

El estudio subraya que España “no solo es el cuarto país más desigual de la UE, sino que, tras Bulgaria, es el segundo en el que la distancia entre ricos y pobres ha aumentado más”. En concreto, somos el cuarto país de la OCDE donde es más posible seguir estando en el 20% más rico tras cuatro años y las posibilidades de seguir empobrecido superan en 10 puntos la media.


Antes de la crisis de 2008, España reducía paulatinamente la pobreza y la desigualdad gracias al aumento de la clase media; ahora y a pesar de la recuperación, la sociedad se polariza en detrimento de los niveles medios. Un estudio de 13 capitales europeas concluye que Madrid es la ciudad más segregada.

En 2017 el número de ultra-millonarios (más de 40 millones de euros de patrimonio) aumentó un 4%, hasta las 1.690 personas y el 1% más rico acumuló 24,42 de cada 100 euros de riqueza mientras que el 50% más pobre se tiene que repartir 7 euros de cada 100.


En 617.000 hogares no entra ningún ingreso, según el informe, que insiste en que en España la pobreza y la riqueza se heredan: el hijo de un padre de ingresos altos ganará un 40% más que el de un padre de ingresos bajos (un porcentaje que es de un 20% en países como Dinamarca, Finlandia o Noruega).

Desigualdad España


more recommended stories