El humorista Dani Mateo se niega a declarar ante el juez por el sketch de la bandera: “Estamos llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo”

El cómico Dani Mateo, imputado por un sketch humorístico en el que fingía sonarse la nariz con una bandera de España en el programa ‘El Intermedio’ de La Sexta, se ha negado a declarar hoy ante el juez y, en declaraciones a los medios, se ha mostrado “preocupado” porque se esté «llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo».

Mateo ha comparecido ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, que le había citado como investigado por un delito de ofensas o ultraje a símbolos de España o sus Comunidades efectuado con publicidad y un delito de odio tras una denuncia de la organización Alternativa Sindical de Policía.

>

Antes de su entrada al juzgado, Mateo sí ha hecho declaraciones a la prensa: «Como ciudadano de este país estoy preocupado porque estamos llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo y eso me preocupa por la imagen de mi país y mi bandera».

El humorista ha señalado que durante todo este tiempo «se ha hablado mucho sobre los limites del humor» y «sobre si ofende o no» el «sketch» en el que, mientras leía el prospecto de un medicamento antigripal, estornudaba y se sonaba la nariz con la bandera de España.

«Pero estábamos en el terreno de las opiniones, ahora entramos en el terreno de la Justicia», ha explicado Mateo, para quien «lo más inteligente es callar y espera a que la Justicia se pronuncie».

>
Ataques nacionalistas

A la salida del juzgado, Mateo ha vuelto a declarar ante los medios de comunicación, momento en el que unas personas que portaban banderas de España le han increpado al grito de «malnacido», «desgraciado», «tienes que irte de España» y «respeto a la bandera».

>

Su emisión suscitó tantas críticas y polémica que La Sexta decidió retirar el «sketch» de la web al día siguiente, tras detectar que había gente que se había podido sentir molesta y ofendida.

Y hoy la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha demandado «una reflexión sosegada» sobre los delitos de odio para conseguir una «interpretación proporcional» de los mismos de forma que el ministerio público dé «una respuesta penal proporcionada, disuasoria y garantista» a estos delitos.

Dani Mateo-Bandera