La guardia civil escolta a un sacerdote en SAX para ir bendiciendo las calles en plena cuarentena, para según el mismo, curar el Coronavirus

Según ha podido confirmar la Cadena SER, se ha abierto un expediente informativo a la Guardia Civil por escoltar este domingo al párroco de Sax mientras bendecía las calles del pueblo para ‘derrotar’ al coronavirus.

El propio sacerdote, Alfredo Beltrá, ha confirmado que una patrulla del puesto de la localidad le recogió este domingo para trasladarle a la plaza de la ermita de San Blas y, a continuación, escoltarle hasta la Plaza del Ayuntamiento, en pleno estado de alarma.

Una iniciativa «de lo más normal»

Pero no solo la Guardia Civil aportó recursos estatales a la «bendición sacerdotal». Además, la alcaldesa de Sax, la popular Laura Estevan, ha reconocido que sabía que el cura saldría a bendecir las calles del pueblo a partir de la una de la tarde, una iniciativa que considera «de lo más normal».

Consultada por la SER, Estevan asegura que el «oficio de cura está dentro de los casos permitidos» para poder salir a la calle mientras dure el estado de alarma «porque se trabaja la fe». La alcaldesa de Sax pide al Gobierno de Sánchez que «si trabajar desde la fe no es esencial, se especifique en los decretos».

La imagen del sacerdote recorriendo las calles del pueblo acompañado de la reliquia del patrón de Sax ha causado estupor entre los ciudadanos, que no han dudado en subir las imágenes a las redes sociales mostrando su asombro e indignación.