“Fuera la religión de las escuelas”: Más de 54.000 firmas piden al Congreso la derogación de los privilegios de la Iglesia Católica en la Educación

Con una concentración frente al Congreso de los Diputados y al grito de «fuera la religión de las escuelas» se ha hecho entrega en la mañana de este jueves de las 54.014 firmas recogidas por Europa Laica para exigir la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede firmados en 1976 y 1979.

>
La concertada crece mientras la pública se hunde

Señalan así que el dinero vertido a la enseñanza concertada este año 2017 ha alcanzado los 7000 millones de euros en unos momentos en que la escuela pública ha sufrido recortes importantísimos tanto en recursos económicos como en profesorado. En las grandes áreas metropolitanas como Madrid o Barcelona hace tiempo que los alumnos y alumnas en la escuela concertada superan el 50% de la población escolarizada. “El asunto es de gran calado ya que perpetua la desigualdad de las redes educativas (pública y concertada) siendo las rentas más altas las que se van a la concertada”.

Religión-EscuelasAdemás, Europa Laica también pone el acento en el “adoctrinamiento de los menores en todos los colegios”, donde “dieciocho mil catequistas elegidos por los obispados se han incrustado en el sistema educativo con el fin de adoctrinar en el catolicismo a los menores de edad”. Pagar a esta legión de catequistas cuesta 700 millones de euros al año, apuntan.

Por estos motivos, durante la concentración de este jueves frente al Congreso, los lemas «Enseñanza pública y laica», «Derogación del Acuerdo con el Vaticano», «La escuela a enseñar y los curas a rezar» y «Al PP la sotana se le ve», han sido algunas de las consignas coreadas durante la protesta.

Religión-Escuelas3Además, los manifestantes han portado una gran pancarta en la que se ha podido leer: «Por una escuela pública y laica. Denuncia y derogación Acuerdos con el Vaticano».

El responsable del área de Educación de Europa Laica, Fermín Rodríguez, ha explicado a los medios que la obligatoriedad de ofertar la asignatura de Religión tiene en todos los centros educativos provoca «segregación y división» de los alumnos —entre los que eligen esta asignatura y los que no— «según las ideas de los padres».

«Dividen a los niños por las ideas religiosas de los padres cuando la escuela tiene que ser educación común», ha criticado.

>
Con la LOMCE del PP, la Iglesia ha recuperado “clientela”

Por otro lado, Rodríguez ha afirmado que con la última ley educativa, la LOMCE, la asignatura de Religión es evaluable y la nota obtenida en ella «cuenta para pedir becas y en Selectividad».