La herencia de Carmena: la deuda pública más baja en 14 años

La Comunidad de Madrid cerró el segundo trimestre de 2019 con una deuda del 14,9 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone un descenso de cuatro décimas con respecto al trimestre anterior.


En el conjunto de las comunidades autónomas, la deuda se ha incrementado una décima en el mismo período, según los datos hechos públicos este lunes por el Banco de España.
De momento Madrid hereda de su predecesora Manuela Carmena una deuda que se ha reducido a la mitad durante los últimos cuatro años.

Cuando Ahora Madrid llegó al poder en el año 2015 (segundo trimestre del citado ejercicio), la cifra de deuda superaba los 5.637 millones, por lo que se ha producido una reducción de 2.948 millones de euros, o lo que es lo mismo, de un 52,3%.


Para encontrar un nivel de deuda más bajo al registrado el pasado trimestre en el Ayuntamiento de la capital habría que remontarse a junio de 2005, cuando se situaba en 2.688 millones, con Alberto Ruiz-Gallardón como alcalde. Al año siguiente, comenzó a dispararse hasta alcanzar su máximo en 2012, cuando llegó a los 7.733 millones.

Mientras, la deuda en el conjunto de la Comunidad de Madrid ha pasado de 28.686 millones de euros en 2015 hasta los 34.584 millones (24,6 por ciento) de euros del segundo trimestre de 2019.



En lo que se refiere a Barcelona, las cifras publicadas hoy por el Banco de España muestran que la deuda pública se ha mantenido estable en el último año, al situarse en el segundo trimestre en 800 millones de euros (801 millones en junio de 2018). Hace cuatro años, la deuda de la Ciudad Condal era de 836 millones.