Manifiesto 1 de Mayo Interseccional: «Exigimos con toda nuestra rabia»

Hoy, 1 de mayo de 2022, cuando parece que por fin la guerra importa a todo el mundo porque las bombas suenan en territorio europeo y disparan los presupuestos militares, desde el 1 de mayo interseccional y de clase os llamamos a la deserción.

Desertemos juntes de un sistema que nada nos da y que nos roba todo. Desertemos juntes, desde nuestra precariedad, nuestro sufrimiento, nuestra rabia compartida. Desertemos todas: las vidas negras y marrones, gitanas, asiáticas, migradas; las vidas precarias, vulnerables, infantiles, jóvenes y mayores; desertemos, supervivientes de la psiquiatría, disidentes de sexo, de cuerpo y de género, discas y gordas; precarias, obreras, jornaleras, kellys, trabajadoras del hogar y de los cuidados, trabajadoras sexuales, autónomas, estudiantes, trabajadoras no remuneradas, pensionistas: ¡salgamos de las filas de su ejército!

>

Desertemos en masa de un capitalismo depredador y extractivista, explotador y asesino, que nos mata en nuestros lugares de trabajo (705 personas murieron trabajando en 2021); que se lucra con nuestras enfermedades, nuestro sufrimiento y nuestra precariedad; que nos chantajea con el precio de la vivienda y de los bienes esenciales, que niega la luz y el calor a barrios enteros, como la Cañada Real; que nos mantiene interesadamente “ilegales” para aprovecharse mejor de nuestra vulnerabilidad, que incluso niega a algunes los derechos más básicos: el acceso a la sanidad, la igualdad de condiciones laborales, el derecho a registrar su identidad. Desertemos de una sociedad que desvaloriza los trabajos esenciales e imprescindibles para mantener la vida, que nos considera piezas reemplazables de unas máquinas que no pueden parar nunca, que nos patologiza, nos anestesia para beneficio de la industria farmacéutica; que no nos deja cuidar ni cuidarnos, que no nos deja vivir.

Exigimos con toda nuestra rabia la ratificación y la aplicación inmediata del convenio 189 de la OIT, que garantice a las más de 600.000 trabajadoras del hogar y de los cuidados condiciones laborales iguales a las del resto de la población asalariada. Exigimos una solución inmediata para las personas autónomas, atrapadas entre la falta de derechos, la explotación y la desidia de las instituciones y exigimos el fin de la explotación de la juventud con becas o contratos en prácticas. Exigimos pensiones dignas y con capital público. Exigimos el cese de la explotación de las personas psiquiatrizadas en los Centros Especiales de Empleo y en el trabajo “normalizado”. Exigimos el cese de la explotación de las personas encarceladas en los centros penitenciarios a beneficios de empresas y ONGs. Exigimos el reconocimiento del trabajo sexual como trabajo y que tenga los mismos derechos laborales que el resto de las profesiones. Exigimos condiciones dignas para las jornaleras y los jornaleros, la mayoría migrantes, que trabajan en el campo en situaciones de semiesclavitud (y recordamos aquí a Mohamed Alam, asesinado en el incendio provocado de su chabola el 22 de abril, en Lepe, Huelva).

>

Desertemos de un gobierno que sirve al sistema y que sigue legislando a favor de la oligarquía, que ofrece una reforma laboral que no solamente no deroga las anteriores, sino que legitima los despidos individuales o colectivos, la diferencia salarial por el mismo trabajo y las externalizaciones; que legisla la privatización de las pensiones, precarizando a miles de pensionistas y vaciando los fondos públicos; que se niega repetidamente a limitar los alquileres y permite la escalada de la especulación inmobiliaria. Exigimos una ley de vivienda que garantice un acceso justo a una vivienda digna para todas las personas. Exigimos el fin real de los desahucios. Exigimos una educación y una sanidad públicas, universales, accesibles y de calidad.

Desertemos del llamado “pacto de rentas”, que cargará el coste de la energía, de las materias primas, de la crisis sanitaria y de la guerra sobre los hombros de quienes trabajamos mientras que dejará intactas las ganancias cada vez mayores de las empresas energéticas y las fábricas de armas. Desertemos del militarismo, del aumento del gasto bélico, de los dictados de la OTAN, de las lógicas geopolíticas, de los bloques, de los imperios, del negocio de la guerra y marchemos con las poblaciones de todo el mundo que defienden sus vidas y sus tierras.

>
Exigimos la derogación de la Ley de Extranjería racista. Exigimos la regularización inmediata y sin condiciones de las 500.000 personas en situación irregular en el Reino de España. Pedimos que las personas con DNI español colaboren firmando la ILP Regularización Ya, necesitamos 500.000 firmas para llevarla al Congreso. Exigimos la acogida de toda la población refugiada, sin importar su procedencia o su color de piel.

Exigimos una Ley contra el Racismo que combata eficazmente el racismo estructural e institucional. Exigimos la derogación de la Ley Mordaza, que criminaliza la protesta, y denunciamos los efectos nefastos que tiene para las trabajadoras sexuales. Exigimos que la ley de salud mental no aumente las plantillas psiquiátricas, sino que aborde el origen de los traumas. Exigimos la aprobación ya de una Ley Trans que garantice el derecho a la autodeterminación de sexo para todas, incluyendo menores de edad, migrantes y personas no binarias. Exigimos que la futura Ley de libertades sexuales no incluya medidas, como la prohibición de la tercería locativa, que perjudican a las trabajadoras sexuales y que priorice las medidas educativas y de reparación sobre las soluciones punitivistas y carcelarias que nos revictimizan.

Desertemos de la supuesta ética del trabajo, del sacrificio y del esfuerzo. Reneguemos de la exigencia de productividad y consumo capitalistas. No queremos vivir para trabajar, queremos trabajar para vivir; trabajar menos para vivir mejor y trabajar menos para trabajar todes, poniendo en el centro la vida digna y su disfrute y no el enriquecimiento desmedido de una minoría. Saboteemos los mecanismos que expolian los recursos del planeta, que provocan la diáspora y el genocidio de las poblaciones y la devastación de las tierras para alimentar un sistema insaciable y ciego.

Desertemos del cisheteropatriarcado racista y colonial, que jerarquiza unos cuerpos, unas vidas y unas experiencias sobre otras, que considera que unas vidas no merecen vivir y otras solo merecen ser explotadas. Rompamos las filas que nos dividen, que nos clasifican, que nos enfrentan; desertemos del binarismo que nos encierra en identidades que no reconocemos, borremos las fronteras con nuestras deserciones. Reivindiquemos el placer, la emoción, la alegría de juntar nuestros cuerpos diversos, disidentes, distintos, deseantes, desertores.

>

CONSUMIR MENOS. REPARTIR TODO. VIVIR CON DIGNIDAD

COLECTIVAS CONVOCANTES MANIFESTACIÓN 1º MAYO INTERSECCIONAL

Sindicato de Manteros de Madrid

Asamblea Antirracista de Madrid

CNT Comarcal Sur

Observatorio de DDHH en salud mental

Orgullo Loco Madrid

Mujeres libres Madrid

CGT Madrid CLMEX

CNT Madrid

Lucha Autónoma

Asamblea 8M Lavapiés

Asamblea feminista de Tres Cantos

ODS la Ingobernable

Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid

Territorio Doméstico

Observatorio de Derechos en Empleo de Hogar y de Cuidados Jeannteth Beltrán

Coordinadora de Vivienda Madrid/PAH

Abrir Brecha

Coordinadora General de Pensionistas de Madrid Unidad

FEL UCM-UPM

Malhablada

Red Interlavapiés

Senda de Cuidados

Yretiemble! Espacio de apoyo al CNI y EZLN en Madrid

CAS Madrid

Plataforma de Encuentros Bolleros / bloque bollero

Feministas en acción

REDHMI

Comisión Migración y Antirracismo 8M Madrid

Sindicato de Trabajadoras del hogar y los cuidados (Sintrahocu)

Fridays for Future Madrid

Courage

Movimiento Marika de Madrid

Sindicato de Vivienda de Carabanchel

Orgullo Crítico

Movimiento Estatal Regularización Ya

Sindicato OTRAS

La Laboratoria

CNT Sierra Norte

Asamblea de vivienda de Villalba

Rojava Azadi

CSA 3peces3

1 de Mayo Interseccional