Albert Rivera dimite como líder de Ciudadanos tras la derrota electoral del 10N

El presidente de Ciudadanos desde su fundación, Albert Rivera, ha dimitido como consecuencia de los malos resultados de su partido, que ha pasado de tener 57 diputados a sólo 10. Como consecuencia del castigo electoral, Rivera ha presentado su renuncia en el seno de la ejecutiva del partido. También dimite como diputado.


Rivera admitió “el mal resultado sin paliativos” de su partido y reivindicó su capacidad de hacer autocrítica frente a otros dirigentes políticos, como Pablo Casado, que en los anteriores comicios no presentaron su renuncia pese a perder “más de 70 escaños”.

El aún presidente de la formación naranja se desvinculó de cualquier apego al cargo asegurando que “servir a los españoles es lo más bonito del mundo” y reiteró que no entró en política para tener un escaño.